El saturado mercado del desarrollo web

Cuándo en 1997 (en Red del Norte), iniciamos la venta de acceso remoto via telefónica a Internet usando la plataforma de Infovía, la web era algo nuevo. El Netscape Navigator aparecía en su versión 3.0, introduciendo Javascript como lenguaje del lado del cliente (antes se llamaba Livescript) y muy poca gente fuera de mi entorno conocido le concedía algún valor comercial a la web (claro estoy hablando del Perú). Para mi era evidente que el protocolo HTTP resolvía el problema de los sistemas cliente/servidor ofreciendo un cliente universal para cualquier aplicación que se desarrollara usando dicho protocolo. Era algo revolucionario hace 20 años, lo cuál es demasiado en tecnlogía.

Hoy, casi veinte años después, pensar que se puede llegar a la web y amazar una gran fortuna (como fué posible hace 20 años) es un sueño. La web, es desde hace mucho tiempo atras una mercancía, está bastante estandarizada y pensar que se puede vivir tan sólo del desarrollo de páginas web, puede indicar dos cosas: una miopía frente a la realidad o una increíble ingenuidad. No digo que no se pueda, sólo que las probabilidades son muy pequeñas (casi microscópicas).

Seguir leyendo

20 años de Red del Norte

He caído en cuenta que hace 20 años, en un caluroso mes de Febrero como este. Mi padre, mi hermano y yo, fundamos lo que se convertiría en el primer BBS de Chiclayo y del norte del Perú; que luego sería el primer ISP (CPI en Infovía) de Chiclayo y posteriormente daría origen a la primera cabina de Internet de Chiclayo. Además de que fuimos la primera cabina en operar terminales Linux (basado en el proyecto LTPS) a S/. 1.00 (alla en el ahora distante año 2000).

Mucho tiempo ha pasado desde ese entonces e Internet se ha convertido de algo novedoso y desconocido en algo cotidiano. Son comunes ahora los teléfonos celulares inteligentes con acceso a Internet y el acceso de banda ancha es ahora casi universal (en estos días hasta las abuelitas tienen Facebook). Recordar que hace 20 años la única forma de conectarse a Internet desde Chiclayo era usando un modem y discar a un número en Lima (pagando la larga distacia nacional), para sólo obtener como máxima velocidad 2,400 bits por segundo es por decir lo menos frustrante (incluso para los estándares de la época). Pero creo que si no hubiera iniciado dicho camino entonces, no estaría hoy aquí escribiendo este post.

Este es pues un post nostálgico en el cual reviso aquellos años. Puede que la información que consigno en estas líneas sea sesgada ya que está basada sobre mis recuerdos (mi punto de vista al final) y que no sea completa ya que la memoria es frágil, pero les garantizo que he hecho lo humanamente posible para relatar una crónica lo más imparcial de los eventos.

Seguir leyendo

¿Está muriendo la web?

El tráfico web es mucho menor que el generado por las aplicaciones móviles. Los salarios medios de los desarrolladores web, ya sean estos front end o back end están en descenso, Aquí les dejo una presentación en donde expongo los datos que pueden responder a la pregunta de si la web está muerta.

El cada vez más barato poder de cálculo

Cuando en 1971 Intel introdujo el primer microprocesador (4004), se inició una gran transformación en el mercado del procesamiento de datos (ahora lo llamamos sociedad del conocimiento). Las computadoras digitales multipropósito, que costaban en un principio millones de dólares, finalmente podían estar al alcance de los aficionados por apenas unos cuantos cientos de dólares. Los microprocesadores iniciaron la revolución de las microcomputadoras de los años ochenta que produjo el estándar de facto en computación personal de nuestros días, el PC (o arquitectura WINTEL). Esta dinámica iniciada hace ya más de 40 años, ha hecho que cada vez tengamos computadoras más potentes, pequeñas y baratas. Los smartphones y tables omnipresentes en nuestras vidas hoy, son la última iteración de este círculo virtuoso. Pero el futuro nos tiene deparados aún más sorpresas pues las computadoras siguen haciéndose más pequeñas, baratas y potentes.

Seguir leyendo

20 años no es nada

Este es un post nostálgico, el lunes pasado (24 de agosto de 2015) cuando todo el mundo estaba preocupado por la estrepitosa caída de la Bolsa de Valores Shanghái, se cumplieron 20 años del lanzamiento de Windows 95 y al día siguiente se recordaba el 24 aniversario de la presentación de Linux en USENET. Eso me hizo recordar que también hace 20 años estaba terminando mi tesis para optar el título profesional de Ingeniero Mecánico-Electricista y me introducía desde Chiclayo el mundo online de la mano de Infomodem BBS (del Ing. Guillermo Prieto), detalles sobre eso pueden encontrase en un post anterior titulado "El primer BBS de Chiclayo (1)".

Hace 20 años aún no tenía un poderoso procesador Pentium, ya que eran caros y sólo podía acceder a una 486DX2 de 66 MHz con 4 MB de RAM. Si, leyeron bien, solamente 4 MB de RAM y un disco duro con la exorbitante suma de 640 MB de capacidad. Usaba una tarjeta gráfica SVGA (ya no recuerdo la marca) que sólo llegaba a 800×600 pixels y con un monitor a color Samsung de 14 pulgadas, dicha configuración fácilmente pasaba los $1,800 de aquella época, si hacemos ajuste por inflación eso es $2,800 en nuestros días.  Actualmente mi ya veterano Nexus 4 posee mucho más poder de cálculo, resolución y capacidad de almacenamiento. Es increíble como en estos 20 años la Ley de Moore y su corolario la Ley de Bell, han transformado completamente el panorama de las tecnologías de la información y por consecuencia nuestras vidas.

 

Seguir leyendo