La paradoja del mundo actual

Yo nací en una época en la cuál la televisión a color aún era una novedad que tendría que llegar en algún momento al Perú. Una época en la cuál las personas creían en las promesas de sus líderes políticos y una máquina de escribir era un costoso instrumento reservado para profesionales de nivel universitario. En los últimos 50 años el mundo ha cambiado mucho más rápido que en toda la historia de la humanidad. Pasamos de ser menos de 4000 millones de seres humanos a más de 7000 millones hoy.

Cuándo nací, mi abuelo materno estaba a punto de jubilarse en una empresa para la que había trabajado toda su vida. La mayoría de los que nacen hoy día difícilmente tendrán un trabajo a lo largo de su vida y si es que por fortuna logran obtener uno, éste será eventual y en condiciones precarias. Probablemente en mi caso trabajaré hasta el último día de mi vida, si es que soy lo suficientemente afortunado de poder mantener el paso del cambio en el sector en que me encuentro. Y es que muy probablemente los miembros de la generación X, a la cual pertenezco, no tendremos jubilación o esta será insuficiente para poder subsistir.

Seguir leyendo

La victoria de Trump y la vuelta al pasado

Nunca me he sentido tan desilusionado luego de una elección presidencial como hoy, la victoria de Donald Trump es definitivamente una prueba palpable de que la irreversible globalización ha quebrado a los WASP (White Anglo-Saxon Protestant) que en un acto de desesperación han votado mayoritariamente por un candidato que ha prometido cosas que él sabe no podra cumplir.

Los Homer Simpson de Estados Unidos ante una realidad en la cuál sus ingresos en términos reales han estado estancados por los últimos 12 años, una deuda que crece continuamente en la forma de hipotecas, tarjetas de crédito o leasing de automóviles. Además sin posibilidades de ascenso social como resultado de su falta de educación y un entorno cada vez más competitivo donde un ciudadano indio que sabe programar en Java puede conseguir un trabajo bien remunerado en una empresa donde los Homer Simpson de Estados Unidos no entienden cuál es el modelo de negocio. Los Homer Simpson han hecho suya la prédica de Trump, la cual la culpa de todos los problemas que enfrenta se deben a la inmigración mexicana (que cada vez es menor) y la tercerización de puestos de trabajo a China u otros países del Asia, como resultado de tratados de libre comercio mal negociados.

Las estadísticas son claras, Trump ha ganado en el interior rural de los Estados Unidos, entre aquellos menos educados y que sufren aún la gran recesión del 2008-2009. Aquellos que pensaron que con un diploma de High School y trabajando duro podrían conseguir el sueño americano. Pero estamos 2016, el mundo ha cambiado, cada vez se necesitan menos trabajadores. El software está reemplazando no sólo a obreros, sino también a empleados de nivel medio y alto.

Si quieren volver a los años dorados de la postguerra con segregación racial y con un sólo miembro de la familia trabajando para proveer a todos los demás como era en la decenio de 1950, entonces se tendrán que reducir la población del país a la mitad de lo que es hoy y además de reducir también el ingreso calórico per cápita (es decir comer menos).

Para colmo de males como ya mencioné en un post anterior estamos entrando a otra recesión y tenemos un presidente electo sin planes, sin equipo y lo más preocupante esclavo de las promesas electorales que de cumplirlas sólo garantizan que pasaremos de una recesión (posiblemente severa) a una depresión.

Una nueva recesión toca a la puerta

La pronunciada caída de los precios del petróleo ayer, como resultado del mayor aumento en los inventarios en 34 años y el anuncio hoy de que las solicitudes del seguro de desempleo en Estados Unidos han crecido a un pico no visto en tres meses cuándo estamos a vísperas de la mayor temporada de venta de productos y servicios son una señal clara de que estamos entrando a una nueva recesión, que tan severa será esta es difícil de predecir. Suponer que esta será una recesión que afectará sólo a Estados Unidos y no al resto del mundo, es por decir lo menos ingenuo. Por el contrario la única economía que venía creciendo en los últimos años era la estadounidense y entrando en recesión todo el planeta entraría en una recesión, algo no visto desde el 2008-2009.

Pero esta recesión será mucho más difícil de lidiar por varias razones:

  • Un gran número de boomers están quedando fuera de la fuerza laboral porque sencillamente no poseen habilidades relevantes que los hagan empleables y lo peor de todo es que no tienen ahorros y sólo dependerán de su cheque de seguro social, esto de por sí ya es una gran crisis. Aquí pueden ver más detalle sobre ese problema.
  • No hay espacio de maniobra para que la Reserva Fereral (FED) baje intereses, estos ya son del 0.25% e incluso si se hicieran negativos eso no resolverá el problema. Ya que la gran mayoría de las personas está sobre endeudada y no puede tomar más créditos.
  • La pirámide demográfica estadounidense muestra que hay una verdadera avalancha de personas de más de 55 años que están próximas a retiro (la edad de retiro es 65), que consumen cada vez menos ya que los hijos partiron de casa hace ya buen tiempo y están enfocadas en ahorrar lo más posible para el ya muy próximo retiro. Esto es una gran fuerza negativa sobre el consumo.

Como lo veo, esta nueva recesión puede durar un largo tiempo, puede que hasta más que la que experimentamos entre el 2008-2012, con la consiguiente destrucción masiva de riqueza (ahorros).

Humanos: una mercancía en baja demanda

Desde que Marx publicó "El Capital" y el trabajo (de los seres humanos) fue entronizado como la fuente de toda riqueza, la primera revolución industrial de la que Marx fue testigo ha evolucionado a una nueva forma de producción que cada vez depende menos del trabajo realizado por los seres humanos. Los robots, antes considerados parte de la ciencia ficción más que de la realidad son los responsables de la mayor parte de la producción en nuestros días. Como bien lo describe Viktor Shvets en un artículo publicado en Business Insider:

El declive estructural a largo plazo en la tasa de "rendimiento de los seres humanos", es debido a cambios estructurales profundos en las relaciones entre los seres humanos entre sí; los seres humanos y las máquinas; los seres humanos, las máquinas y la sociedad. La presión se ha intensificado en las últimas tres décadas, con el pico del 'in crescendo' a la vuelta de la esquina.

Seguir leyendo

Reflexiones sobre el modelo de negocio Apple

Durante años Apple ha parecido desafiar las reglas de la historia, la cuál es que los estándares abiertos siempre ganan al final. En este blog en junio del 2010 en un post titulado "Apple una gran oportunidad de negocio", me atreví a poner fecha para esa caída, para ver luego cómo las acciones se dispararan y la empresa de la manzana terminara convirtiendose en la primera empresa que llegara a tener un valor de mercado de un billon de dólares (un millon de millon, en inglés trillion). Luego, con el pasar del tiempo ese valor ha caído y en los últimos días los signos de un final de los días de gloria para la empresa de Cupertino comienzas a ser muy claros, por ejemplo las utilidades han caído un 14.5% en el último trimestre y las ventas de iPhones se redujeron en un 15% a 40.4 millones, de acuerdo a datos publicados en Business Insider.

Seguir leyendo