Acelerado cambio del B2C al B2B

Todo lo que conocemos como web hasta la fecha ha estado orientado al modelo de negocio B2C (Business to Consumer) y es que desde su nacimiento en 1992 la web se ha desarrollado a lo largo de los años en los cuales el consumidor era el rey y el crédito se ofrecía a cualquiera que tuviera pulso, fueron los años de varias burbujas, primero la burbuja punto com, luego la burbuja inmobiliaria. Pero tarde o temprano todo llega a su fin y el ciclo de super consumo ha llegado a fin de la mano del agotamiento del crédito barato y el peak oil. No interesa a que segmento se apunte, ya sea Apple y su apuesta a los consumidores de alto poder adquisitivo o Amazon y su apuesta al consumo masivo, todos han llegado a su límite y resulta imposible sostener el ritmo de crecimiento presente, por lo tanto aquellos que deseen iniciar un nuevo negocio en las TIC deben de replantearse su idea en base al nuevo escenario macroeconómico que nos gobernará los próximos veinte o treinta años.

Dentro de esta lógica es que podemos encuadrar un muy interesante artículo que publicara en su blog Chris Dixon, "The million users is the new one million users". Dixon es uno de los pocos inversionistas de riesgo que están dispuestos a firmar cheques para aquellas start up que necesitan un capital inicial para llevar su idea a la práctica y es por ello que debemos escuchar lo que nos dice. Resumiendo el artículo describe el nuevo escenario en el cual los start up deben repensar su estrategia de cara a una nueva realidad:

  1. Existen miles de start up orientadas al consumidor final.
  2. Sólo existen pocas docenas de compañías dispuestas a invertir en estos nuevos emprendimientos.
  3. El valor de mercado de Facebook ha caído a la mitad de su valoración pre-IPO.
  4. Han sido pocas las start up que han alcanzado los 10 millones de usuarios en tiempo record (Instagram, Pinterest)
  5. Los usuarios de internet tienen cientos de miles de aplicaciones web y móviles para elegir, sin embargo disponen poco tiempo para prestarles atención.

Como consecuencia directa de los puntos anteriores, Dixon nos presenta las siguientes conclusiones:

  1. Para las start up orientadas al B2C en un modelo no transaccional (no venden directamente nada), se necesitan actualmente 10 millones de usuarios y no un millón como solía ser antes para poder acceder a una ronda inicial de financiamiento.
  2. Para las start up orientadas al eBussiness, este número puede ser menor ya que las ingresos son el valor sobre el cual estas start up son valoradas y no el número de usuarios.
  3. Hay una tendencia entre las start up orientadas al consumidor final (B2C) a recibir financiamiento adicional de los inversores iniciales, en vez de salir a buscar fondos públcios a través de inversiones inciales en acciones de serie A.
  4. Los inversionistad de riesgo están cada vez más interesados en start up orientadas al B2B (Business to Business).

Ciertamente hay un cambio en el modelo macroeconómico, ya no se ve potencial en la venta al usuario final por el agotamiento del crédito y el sobre endeudamiento que muchos de estos usuarios tienen. Por el contrario las empresas tienen varios miles de millones en el banco a la espera de ser invertidos siempre y cuando llegue alguien con una solución a los problemas que estas empresas tienen, es por ello que en los próximos años veremos un boom en las start up orientadas al B2B, y eso es explicado muy bien en un artículo aparecido en TechCrunch el día de hoy bajo el título "The Rise of the Enterprise Startup".

Los puntos adicionales que complementan y refuerzan la visión que se presenta en el artículo de Dixon son:

  1. Las tecnologías de la nube, la reducción acelerada de los cotos de hosting, la acelerada adopción de tecnología móviles y una mayor apertura en las gerencias a tecnologías de la nube han reducido la brecha entre grandes corporaciones y pequeños emprendiemientos en el segmento B2B.
  2. El costo para llegar a producir un producto mínimo viable que puede ser vendido se ha reducido tremendamente de varias decenas de miles de dólares a sólo a unos cuantos cientos de dólares al mes. Con la ventja de que se puede escalar en función del número de usuarios que se consigan.
  3. Las starup orientadas al B2B deben ofrecer soluciones a problemas reales (nichos de negocio) que les asegura una vida mucho más larga, ya que el producto debe evolucionar con las necesidades de sus clientes. Algo que no sucede con startup orientadas al usuario final que suelen ser de naturaleza binaria (gustan/no-gustan) y por lo tanto sueles tener vidas más cortas y tienen un mayor riesgo de pérdida de la inversión inicial.

El mundo ha cambiado y el mercado objetivo de las nuevas startup debe adaptarse a esta nueva realidad. No es que sea más fácil producir una idea de negocios que tenga aceptación en el B2B, es más complicado que producir una idea para el modelo B2C, pero las probablidades de éxito en este momento son mucho mayores para ese tipo de emprendimientos. Claro por el momento, las variables macroeconómicas cambian muy rápidamente y en un par de años otro tipo de modelo sea mucho más apropiado para las startup.

Así que si estas pensando en inciar un negocio en la web o el entorno móvil en este momento, es mejor que pienses en el B2B y no el clásico B2C que está muy saturado y acercandose a un punto de extinsión masiva como resultado de una desproporcionada diferencia entre oferta de servicios y demanda de los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.