Y ahora ¿qué?

Bueno, los acontecimientos de la última semana han llevado al pánico a los grandes fondos de inversión y a todos aquellos a punto de entrar al retiro, en tan sólo una semana el Dow Jones Industrial ha caido más de 1400 puntos (poco más del 11%),  el valor de las acciones de Bank of América han caído en una sólo jornada (la de ayer) 20% y desde abril el valor de las acciones de dicho banco han caído un 50%. Es ingenuo creer que todo esto ha pasado de la noche a la mañana y que la culpa la tiene los Estados Unidos por no controlar su presupuesto o que la culpa es los PIIGS por vivir más alla de sus medios. Aquellos que han seguido este blog sabran que todo esto que está pasando ahora lo esperabamos desde ya hace un año (verano de 2010), pero los gobiernos del mundo decidieron posponer los necesarios ajustes estructurales e inciarion una "impresión" masiva de dinero para rescatar al sistema financiero de su seguro colapso. El resultado de dichas ayudas y el comportamiento negligente de la banca de inversión ha creado una terrible inflación en las commodities que ha puesto al mundo en una recesión desde hace ya varios meses. Esto debido básicamente a que los salarios están estancados desde el 2007 (aunque en téminos reales han caído un 14%) y el crédito ha desaparecido , por lo tanto la capacidad de consumo es inexistente en un mundo con commodities al alza.

Cómo ya varias veces se ha comentado aquí, estamos ante un cambio de modelo. Estamos pasando de un modelo en el cuál se veía al crecimiento como la solución de todos los problemas (económicos, sociales, políticos) a otro en el cual debemos aceptar que vivimos en un planeta de recursos finitos apenas capaz de sostener la actual población mundial de 7000 millones de seres humanos. Más alla del problema estructural del sistema financiero, el problema real es que hemos agotado poco más de la mitad de todos los recursos que el planeta nos puede ofrecer, petróleo, carbón, tierra agrícola, agua, cobre, plata, oro, etc.

Este necesario ajuste en nuestro estilo de vida debió haber sido hecho por nuestros padres (los babyboomers), cuando aún había tiempo para evitar el brusco choque con la realidad, pero hemos desperdiciado los últimos 30 años, usando alquimia financiera para evitar aceptar la realidad, porque como lo puso muy bien Jimmy Carter en su discurso de la "Crisis de Confianza": 

Estamos en un punto de inflexión en nuestra historia. Hay dos caminos para elegir. Uno de ellos es el camino sobre el que he advertido esta noche, el camino que conduce a la fragmentación y el egoísmo. Por ese camino se encuentra una idea equivocada de la libertad, el derecho de tomar para nosotros una cierta ventaja sobre los demás. Ese camino sería uno de constantes conflictos entre los intereses individuales que termina en el caos y la inmovilidad. Se trata de una ruta determinada al fracaso.

Y aquí estamos 32 años después descubriendo de que el presidente "más débil" de la historia estadounidense y del que tantas bromas se han hecho, tenía la razón y que al elegir el camino de "Es mañana en América", de optimismo a base de crear dinero de la nada para financiar una vida dispendiosa ha llevado a una fragmentación terrible donde la clase media ha desaparecido practicamente y sólo existen dos clases como lo puso Santiago Niño Becrra los necesarios y los que sobran. Lamentablemente no hay forma de revertir esto, no se pueden traer de vuelta los trabajos enviados a China y el freir hambuerguesas tiene un límite, especialmente cuando el ingreso medio en terminos reales está en caída libre y el desempleo es rampante.

Este cambio de paradigma no sólo afectará a los países ricos, sino a todos. Los famosos países emergentes empezando por los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) seran los primeros en experimentar el hard landing debido a la caída del consumo en los países ricos, pero inevitablemente este cambio de modelo nos pondrá límites a todos, no importa en donde vivamos. Pero como nos decía San Agustín de Hipona (durante la caída del Imperio Romano): "No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.