Reflexiones sobre el modelo de negocio Apple

Durante años Apple ha parecido desafiar las reglas de la historia, la cuál es que los estándares abiertos siempre ganan al final. En este blog en junio del 2010 en un post titulado "Apple una gran oportunidad de negocio", me atreví a poner fecha para esa caída, para ver luego cómo las acciones se dispararan y la empresa de la manzana terminara convirtiendose en la primera empresa que llegara a tener un valor de mercado de un billon de dólares (un millon de millon, en inglés trillion). Luego, con el pasar del tiempo ese valor ha caído y en los últimos días los signos de un final de los días de gloria para la empresa de Cupertino comienzas a ser muy claros, por ejemplo las utilidades han caído un 14.5% en el último trimestre y las ventas de iPhones se redujeron en un 15% a 40.4 millones, de acuerdo a datos publicados en Business Insider.

Sin embargo como es usual en estos mercados bursátiles tan manipulados y dónde el valor de la acción no tiene relación con sus ganancias presentes o futuras, la acciones han subido y eso como siempre sirve de justifación al modelo de negocio de Apple que se basa en su control total del hardware y el software. Apple es la única empresa que puede hacer hardware que corra tanto iOS como MacOS, con lo que su única forma de conseguir más dinero vendiendo servicios o Apps es vendiendo más hardware, si las ventas de hardware no aumentan entonces las ventas de servicios y Apps tampoco lo haran.

En un principio el hardware de Apple se vendía como innovador, revolucionario y el tema usado por la empresa para revitalizar su alicaído negocio al final de los noventa con la reinstauración de Steve Jobs como su CEO era "Think Different". Sin embargo con el transcurso del tiempo la arquitectura de sus computadoras personales terminó siendo similar a la cualquier otro PC y su sistema operativo (cerrado) terminó siendo una copia limitada y muy desactualizada de un Linux.

En el frente de los móviles, los fans de Apple hablan del iPhone como el teléfono que revolucionó todo y redefinió el significado de smartphone. Algo que no es históricamente cierto y por el contrario el iPhone siempre ha estado ratrasado en cuánto a hardware respecto a sus pares en el segmento de los smartphones. Es más su software desde hace ya un buen tiempo no hace más que copiar descaradamente los avances exhibidos por Android, que es el estándar de facto en el mercado de los smartphones. En cuándo a su tablet, mostrada como una innovación cuándo Bill Gates presentó la idea al menos 10 años antes y que según Jobs el tamaño ideal era las 9.7 pulgadas, para luego debido a la vertiginosa caída de las ventas debido a la introducción de las tablets android de 7 y 8 pulgadas terminaron lanzando el iPad mini con 7.9 pulgadas.

Uno de los grandes problemas de Apple es el culto a personalidad de Steve Jobs, de la misma forma que el mayor de los problemas de la Union Soviética fue el culto a la personalida del líder de turno, cualquiera que este sea. Jobs estaba lejos de ser un visionario, era un muy vendedor eso sí. Pero parece que cómo todo freak del control, no supo crear una cultura empresarial que le sobreviera y por el contrario se rodeo de personas que sólo hacían lo que les decía. Ahora sin él, la empresa no parece encontrar el camino y está en un lento deterioro.

También es cierto que la economía mundial juega en contra del modelo de Apple. Cuando el mundo iba bien, cuando todos los PIB crecían y el crédito era barato y fácil de obtener, muchas personas podía optar por comprar un celular de $700. Ahora la situación ha cambiado radicalmente y en realidad cualquier smartphone chino de $150 dólares puede ofrecernos un experiencia aceptable de usuario y acceso a un universo de Apps mucho mayor (la mayor parte de ellas gratuitas). Además Samsung, el archienemigo de Apple, ahora presenta smartphones que exceden en prestaciones a Apple según el consenso de cometaristas de tecnología (incluídos muchos iPhone fans) a un precio similar, lo cuál es una amenaza directa a su mercado (el sector más acomodado).

Cuándo terminará colapsando Apple, pues es difícil de saber. Otra empresa vendedora de ilusiones como es Herbalife, que muchos han catalogado como una pirámide, aún no colapsa.

Lo que si sabemos es que los estándares abiertos terminan ganando las batallas al final. Pero mientras existan personas dispuestas a pagar una fortuna por un dispositivo que tiene el logo de una manzana mordida en él, independientemente de si realmente vale lo que cuesta, pues tendremos Apple para un buen tiempo más.

2 comentarios en “Reflexiones sobre el modelo de negocio Apple

  1. Ni se te nota que eres todo un hater de Apple ;D

    Aún recuerdo con claridad todas las burlas y pronósticos catastróficos cuando Steve Jobs presentó el iPad. Al final, el que rió al último fué él. Y todos los fabricantes, a copiarle la idea…

    La verdad es que visto todo lo que he visto, no apostaría por un declive de Apple. Vale que todo lo que sube tiene que bajar; pero creo que todo se debe a que en el mundo de los móviles al competencia es feroz y casi nadie saca algo novedoso en los últimos años (se te extraña, Steve). Apple mantiene su calidad pero ya ha perdido el factor sorpresa. Se está llegando a un punto de inflexión en tecnología movil, al cual espero ver renacer cuando el uso del grafeno empiece. Mientras ese momento llega, a jugar al Pokemon GO.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *