Encontrando el retorno de la inversión en educación

La semana pasada mientras veía los videos de LeWeb 2014 vi la entrevista a Fred Wilson y recordé que no había visitado su blog en un largo tiempo y cuando lo hice encontré un interesante post sobre cómo encontrar el retorno de la inversión en la educación. A todos nos han dicho de que la educación superior no es un gasto, es una inversión y que permite mejorar la empleabilidad. Pero es eso cierto, qué métricas existen que justifiquen tal premisa. En el post de Wilson se compara la educación clásica de 4 años de estudios superiores en Estados Unidos de América contra los cursos especializados que dicta la academia Flatiron School de New York City. Y con los números ofrecidos está claro que la educación superios clásica está en clara desventaja.

Ya en este blog he posteado varias veces sobre el poco valor de un título universitario en TIC en estos días y el post de Wilson simplemente confirma que este es un problema no sólo de países como el Perú, sino que por el contrario es una de las características de esta nueva revolución industrial que está cambiando la forma en que tradicionalmente hacemos las cosas. Por su importancia estoy publicando aquí la traducción de dicho post para poder tener una discusión en nuestro idioma.

Las noticias están llenas de historias en las que los estudiantes pagan cientos de miles de dólares para ir a la universidad (y más allá) sólo para encontrarse atrapados en trabajos sin salida que no ayudan a pagar el costo de los préstamos estudiantiles. Tenemos una crisis en los EE.UU. en la educación superior. Los costos han aumentado y los beneficios han disminuido.

Se ha llegado al punto donde creo que si usted tiene que asumir personalmente el coste de su educación superior, usted debe pensar dos veces sobre el modelo tradicional. Si usted puede obtener becas o si sus padres están dispuestos a pagar las facturas de las pensiones. Yo sigo pensando que es una experiencia valiosa, pero lamentablemente no le veo sentido si tengo que hacer la inversión personalmente.

Entonces, ¿qué vamos a hacer al respecto? Tenemos que encontrar nuevos modelos. Y un nuevo modelo que está trabajando en Nueva York es la Escuela de Flatiron. La Escuela Flatiron comenzó hace dos años y enseña a estudiantes tanto graduados de la escuela secundaria como graduados de la universidad, a convertirse en ingenieros de software en un curso de doce semanas que cuesta $ 15,000. Hay becas disponibles para los estudiantes que no puedan pagar esa inversión.

Hoy la escuela Flatiron ha publicado un informe auditado que valida la idea de que su modelo produce graduados que puedan encontrar empleos bien remunerados. Hay un resumen del informe y de este resumen he extraído el "slide dinero":

Costo Beneficio de Flatiron

De tal forma que un graduado de la escuela secundaria, la matrícula en Flatiron se puede pagar con seis meses de ingresos después de impuestos. Para un graduado de la universidad, usted puede aumentar su sueldo en aproximadamente $ 30,000 con una inversión de de $ 15,000.Con lo que la inversión se puede recuperar en un año con los ingresos después de impuestos.

El graduado universitario promedio, se tarda aproximadamente tres años usando la totalidad de su renta anual después de impuestos para pagar el costo de sus estudios universitarios. Si usted va y estudia en Flatiron, usted puede pagar todo con dos años de ingresos después de impuestos.

No importa la forma como Ud. organice las cuentas, la escuela Flatiron es una gran inversión. Parte de ello es que los estudiantes aprenden una habilidad  valiosa (el desarrollo de software). Parte de ello es que el costo de dicha educación es muy razonable. Y no es que lo hagan de forma barata. Aquí está el trabajo que se requiere de parte de un estudiante de Escuela Flatiron para graduarce:

Actividades Educativas de Flatiron

Ha habido mucha especulación de que la educación en línea es la respuesta a la reducción de los costos de la educación superior. Las enormes inversiones en MOOCs que ocurrieron hace unos años se basaron en esa idea. La realidad es que la educación en línea es una parte de la respuesta, pero no la panacea que algunos pensaron que sería. Di una charla en Wharton hace un par de años en esto.

La respuesta a la reducción de los costos y el aumento de los beneficios en la educación superior requiere de una multitud de cambios en el modelo actual. Y uno de ellos es la enseñanza a  los estudiantes de habilidades que estén directamente relacionadas con los requisitos del trabajo que ellos buscan. Haciendo eso volvemos a los estudiantes más empleables y más valiosos.

Esto no es una crítica al modelo de artes liberales, per se [en sí mismo]. Como dijo Steve Jobs en esta entrevista, aprender a programar es un arte liberal. Esta es una crítica de las administraciones y las facultades que son rígidas en su interpretación de lo que debe significar artes liberales y la educación. Esta es una crítica al hecho de que no están evolucionando, ni cambiando con los tiempos. Esta es una crítica a la idea de que lo que funcionó ayer funcionará mañana.

Y sobre todo se trata de una crítica a no tomar decisiones difíciles. Las escuelas que están encantadas de añadir cursos, profesores y edificios, no están dispuestas a eliminar cursos, profesores y edificios. Cuando se agrega siempre y nunca se resta, lo que al final se consigue es una estructura de costos que no es sostenible.

La Escuela Flatiron es un ejemplo de lo que puede hacer con una pizarra en blanco. Ellos han descubierto la manera de dar a los estudiantes habilidades altamente relevantes y valiosos a un costo que es a la vez asequible y recuperable muy rápidamente. Adam, Avi, Sara y todo el equipo ha creado un modelo que debería ser una inspiración para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.