La web como la conocemos está muriendo

Al igual que el declive de los PCs o Windows, la web tal como la conocemos ha dejado de crecer explosivamente y ha iniciado un periodo de estancamiento, algo que está directamente relacionado con la revolución de móviles que hemos visto en los últimos años. En un reciente artículo de Danny Crichton publicado en TechCrunch, analiza este hecho y reflexiona sobre como la revolución de los dispositivos móviles (celulares y tablets) está cambiando el paradigma de como el usuario común accede al contenido online. En este post discutiré en detalle algunas estadísticas que refuerzan ese punto.

Lo primero que debemos notar es que actualmente las personas usan Facebook mayormente desde sus dispositivos móviles y es una tendencia que no cambiará, desde el último reporte de ganancias de Facebook en Octubre del 2013 sabemos que el 48% de los usuarios ingresan a sus cuentas sólo a través de sus dispositivos móviles (excluyendo blackberries), así que uno de los gigantes de la web públicamente ha aceptado que los dispositivos móviles son de lejos el sector donde el crecimiento a futuro se encuentra. ¿Pero que pasa con Twitter?, pues la verdad lo mismo ya que desde el 2012 ya el 60% de los usuarios de esa red social accedian a ella desde sus dispositivos móviles. ¿Pero y las demás redes sociales?, ¿qué pasa con el HTML5, el Resposive Design o el Mobile First?, pongamoslo simple en el 2014 el acceso a servicios a través de Apps dominará el mercado y si no me creen revisen las estadísticas y proyecciones para el mercado móvil este 2014.

Esto no es nuevo ya desde principios del 2012 en un post titulado "El fin de la web (como la conocemos)", discutía los puntos expuestos por George Colony (CEO de Forrester) en la conferencia LeWeb del 2011. Ahora sencillamente estamos confirmando que la tendencia que se podía advertir en ese momento (ahora distante) se ha cristalizado y aquellos que no se prepararon para el cambio de un un Internet basado en web a un Internet App-Céntrico están fuera de juego.

La caída acelerada de los precios de los móviles y tablets, ahora es posible conseguir un smartphone Android de gama media por $120 – $150 en cualquier mercado y una tablet de prestaciones aceptables por menos de $90, entonces quien en su sano juicio compraría una PC por más del cuadrupe de precio para acceder a Interet. Recordemos que el principal uso de un PC en casa es para acceder a contenido en línea y compartir en redes sociales. Ambos objetivos son satifechos plenamente por los dispositivos móviles con un precio mucho menor, además de ofrecer una experiencia más personas y la conveniencia de compartir una foto o video en el momento que ocurre el hecho y no horas o días más tarde cuando la foto o el video es descargado a un PC.

Como ya he dicho antes, ni las PC, ni Windows o el Web desaparecerán. Lo que ocurrirá es que el mayor número de usuarios no hara uso de estas tecnologías para conectarce a Internet y por lo tanto todas las plataformas anteriores serán plataformas de nicho para usos particulares (desarrollo de aplicaciones, escibir libros, etc.). Pero el gran público estará en el mundo App-Céntrico del Internet de las cosas que está a la vuelta de la esquina y que muchos desarrolladores por su apego a tecnologías web han decidido ignorar a costa de su "empleabilidad" a futuro. Cómo dice Danny Crichton, la web es una colección innumerable de hacks encima de otros hacks para hacer que una plataforma se comporte de una manera para la que no estaba diseñada, la puerta sin embargo está abierta para una nueva tecnología que tome lo mejor del Internet App-Céntrico y la Web para crear una nueva plataforma tan abierta como la Web y a la vez tan personal como un App. Obviamente esa tecnología aún no ha llegado, pero como siempre en este mundo tecnológico cuando su tiempo sea propicio llegará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.