El fin de la web (como la conocemos)

Básicamente la web ha sido sinónimo de Internet en los últimos 19 años, desde que Mosaic hiciera su aparición en 1993 la forma como la mayoría de  usuarios ha tenido contacto con Internet ha sido a través de un browser y para la gran mayoría Internet fuera de un browser es difícil de imaginar. Muchos han predicho a lo largo de todos estos años el final de la web, pero no ha sido sino hasta la llegada de los smartphones y luego las tablets que la omnipresencia de la web ha encontrado un contendor. En una de las conferencias dadas en el reciente evento Le Web 2011 llevado a cabo en Paris a principios del mes de Diciembre del año pasado, que George Colony, CEO de Forrester, hizo una observación bastante interesante sobre como el actual paradigma de un Internet webcéntrico se transformaría en un modelo "Appcéntrico", donde los dispositivos móviles se convertirían en la principal dispositivo a través del cual los usuarios accederían a Internet.

En el video de su presentación disponible en YouTube, Colony hizo una predicción de tres megatencias (tres tormentas como las llama él) que cambiarían el panorama de Internet en los próximos años, estas son:

  • Una nueva plataforma App-Internet que relegará a un segundo plano al Internet webcéntrico.
  • Una nueva era en las plataformas de redes sociales, el la llama Post-Social (POSO). Las redes sociales como las conocemos han saturado su mercado ("facebook ha agotado las horas o los usuarios").
  • Nuevas oportunidades en el entorno social-Empresarial, trabajar en conjunto e integrar a clientes dentro de los procesos de los negocios.

La mayor parte de la presentación la dedico a describir por qué el ecosistema de las Apps en los dispositivos móviles desplazarían al browser como la ventana a través de la cual los usuarios tienen acceso a Internet y todo queda resumido en una sóla frase: "permite una mejor experiencia de usuario, más rápida, más simple, más inmersiva".

Pero adicionalmente a una mejor experiencia por parte del usuario, Colony tambien hace mención a la tendencia del hardware a doblar la capacidad de procesamiento de datos cada 18 meses (Ley de Moore) y de doblar la capacidad de almacenamiento anualmente (Ley de Hitachi). En la visión de Colony un modelo PC-céntrico ya obsoleto requiere que todas las aplicaciones residan en la PC y desperdicia las mejoras en la velocidad de la red. Un modelo web/cloud céntrico desperdicia toda  la mayor parte de capacidad de un PC, un smartphone o una tablet. Por el contrario un modelo cliente-servidor o como Colony lo llama App-Internet parece ser la mejor respuesta.

Se puede estar de acuerdo o no con Colony, pero no cabe duda que su observación pone un gran signo de interrogación sobre ciertas tecnologías que considerabamos esenciales para el futuro y sobre las cuales muchas empresas grandes y pequeñas están invirtiendo mucho dinero, entre ellas:

  • La computación en la nube o cloud computing.
  • Las redes sociales como Facebook o Twitter para establecer un canal de comunicación de dos vías con nuestros clientes.
  • La web semántica o web 3.0.
  • Sistemas operativos web céntricos como Chrome OS, que ahora con Native Client (NaCl) permite correr aplicaciones nativas escritas en C/C++, dentro de Google Chrome.

Por otro lado, también debemos de considera que una parte importante del uso actual de smartphones y tables es el browser, que ahora con HTML5, CCS3 y optimizados engines de JavaScript permiten crear aplicaciones web que rivalizan con aplicaciones escritas nativamente para los dispositivos y si la tendencia de mejorar la capacidad de procesamiento continúa como hasta ahora, dentro de poco la diferencia en velocidad entre una aplicación nativa y otra basada en HTML5 será practicamente imperceptible para el usuario. Así que la última palabra no está dicha aún.

Aquí el video de George Colony en Le Web 2011 que les recomiendo lo vean completo:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.