¿En qué se parecen Microsoft y Google?

A la pregunta que es el título algunos podrían decir que ambas megacompañías tienen una sóla fuente de ingresos importante, en el caso de Microsoft su sistema operativo (Windows) en conjunto con su suite de productos de ofimática (Office) y en el caso de Google sus ingresos por publicidad online. Es una apreciación bastante justa, pero lo que pocos saben es que ambas compañías comparten los mismos trucos fiscales para evadir impuestos usando triangulaciones en Irlanda.

Hace ya un tiempo publiqué un post titulado "Ballmer amenaza a Obama", en el cual recogía el modus operandi de como Microsoft maquillaba su contabilidad para pagar menos impuestos en U.S.A.:

El modus operandi de Microsoft, y de algunas otras grandes corporaciones norteamericanas ha sido el siguiente, según Barry Bosworth. Microsoft mentenía el desarrollo de productos como Windows en los Estados Unidos y deducía estos altos costos de personal contra sus ingresos en Estados Unidos. Por otro lado transfería la tecnología desarrollada a su filial en Irlanda por ejemplo, donde los impuestos corporativos son menores, sin exigir un pago de licenciamiento a la filial irlandesa. La compañía asignaba los beneficios de comercializar el producto desarrollado a su sucursal en Irlanda con lo que no tenía que declarar dichos ingresos en Estados Unidos. Debido a la maniobra anterior Microsoft deducía los altos costos de desarrollo en Estados Unidos, y contabilizaba las ganancias en su sucursal de Irlanda, donde los impuestos son menores.

Pues bien, ahora me he enterado a través de BusinessWeek, que Google aplica similares artilugios contables para mantener el pago de impuestos sobre sus ganancias fuera de U.S.A. en 2.4%. Aquí la traducción de un pasaje de dicho artículo en el cual podemos ver los eficiente que ha resultado el departamento de contabilidad de Google para ahorrar $3,100 millones en impuestos desde el 2007 y como también este tipo de práctica es muy extendida en el sector TIC:

Para reducir el pago de impuestos sobre su facturación en el extranjero, Google utiliza una complicada estructura legal que le ha ahorrado $ 3,100,000,000 desde el año 2007 e impulsó las ganancias totales del año pasado en un 26 por ciento. Mientras que muchas multinacionales utilizar estructuras similares, Google ha logrado bajar más su tasa de impuestos en el extranjero que sus pares en el sector de la tecnología. Su tasa desde 2007 ha sido del 2.4 por ciento. De acuerdo a declaraciones de las mismas empresas, Apple, Oracle, Microsoft e IBM -que en conjunto con Google conforman las cinco empresas de tecnología por su valor de capitalización de mercado y sus tasas de pagos de impuestos declarados- entre el 4.5 por ciento y 25.8 por ciento en sus ganancias en el extranjero desde 2007 hasta 2009.

[…]

La legislación irlandesa hace difícil para Google enviar el dinero directamente a las Bermudas, sin incurrir en un gran pago de impuestos, por lo que el pago hace un pequeño desvío a través de Holanda, ya que Irlanda exonera de ciertos pagos de impuestos a algunas empresas en otros países de la Unión Europea. Una vez que el dinero está en Holanda, Google puede beneficiarse de generosas leyes fiscales holandesas. Su filial allí, Google Netherlands Holdings, es sólo una cáscara (no tiene empleados) y pasa un 99,8 por ciento de lo que recauda a las Bermudas. (La filial de gestión de las Bermudas es técnicamente una sociedad irlandesa, de ahí el apodo dado a esta triangulación "doble irlandesa").

Los políticos saben esto, pero no importa si se es demócrata o republicano, para ser elegido se necesita la contribución de campañas de estas grandes empresas y aumentar sus impuestos es la forma más segura de no ser reelegido. Es este un problema sólo de U.S.A., no este es un problema extendido en todas las economías del mundo, desde las más desarrolladas hasta las naciones más pobres. Los impuestos son en conclusión, en este mundo que vivimos, una cosa que los pobres deben pagar. O al menos ese es el mensaje que nos están dando todos los gobiernos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.