La crisis que enfrentamos

Ningun hombre es una isla, y nunca esa frase ha tenido tanta vigencia como en estos tiempos de globalización. La crisis de los subprime, y la contracción del sector crediticio de USA amenaza con arrastrar al mundo entero a una recesión sin precedentes en la historia humana.
Para entender la crisis, primero hay que comprender su naturaleza, así que analicemos la situación por partes, primero que un subprime. Pues bien toda aquella persona con ingresos verificables, ahorros y un buen historial de crédito es un candidato ideal o "prime", para recibir crédito. Especialmente créditos hipotecarios. Por el contrario todas aquellas personas que no cumplen uno o todos los requisitos anteriores son los "subprime".
Los agentes financieros se dieron cuenta de que se podía hacer mucho dinero con ese sector no atendido, pues muchas de estas personas estaban dispuestas a pagar 2 o más puntos porcentuales sobre la tasa que pagan los clientes prime. Es así como desde principios del 2002 comienza una expansión de este sector fomentada por la burbuja inmoviliaria con sus precios siempre al alza.
Como comienza todo, pues siemple. Brokers (intermediarios) agrupan prestatarios interesados en obtener créditos hipotecarios, van al mercado financiero y colectan dinero con altas tazas de interés, atrayendo a prestamistas codiciosos (usualmente bancos y fondos de inversión). Cómo los prestamos estan garantizados contra el valor de la propiedad, la ley americana no lo considera estafa, aúnque se pruebe que los brokers sabían que los prestatarios no podrían pagar sus prestamos, esta falta de regulación inicio la bola de nieve.
El sector inmobiliario comienza ha dar muestras de agotamiento a principios del verano del 2005, y el mercado comienza una lenta contración, la crisis se acentúa en agosto del 2006 cuando el índice de construcción de nuevas viviendas cae 40%, aquí comienza el punto sin retorno.
Mucha gente creyendo que el precio de las propiedades siempre estarían al alza, entraron desesperadamente al mercado inmobiliario aceptando créditos de taza variable, nadie quería perder su oportunidad de conseguir su "sueño americano". En parte esto fue fomentado por créditos no estándar y extrañas fórmulas para el pago del prestamo como por ejemplo pagar sólo intereses en los primeros años, y luego comenzar a pagar el principal. Cómo era posible esta oferta de préstamos? de donde salió todo ese dinero? pues simple, los bajos intereses de los bonos del tesoro americano no eran atractivos para los inversionistas de fondos mutuos o bancos que veían en los subprimes una nueva fuente de dinero fácil. Es así como billones de dólares (de fondos de retiro o de clientes high end) fueron prestados a millones de personas, sin un análisis de riesgo, pues los fondos y bancos compraban esos bonos de los emisores primarios, que los publicitaban cómo una inversión garantizada, pues el colateral (la propiedad) siempre ganaba valor.
El modelo funcionó hasta mayo de este año donde el primero en mostrar síntomas del envenenamiento del sistema crediticio fue General Motors (http://money.cnn.com/2007/03/07/news/companies/gm_subprime/index.htm), que tubo que contabilizar un pérdida de 1000 millones de dólares, de su divisón financiera que había "invertido" en subprimes que no eran pagados. Luego sucedio lo que se temía, las hipotecas comenzaron ha ser ejecutadas, el aumento de la oferta de propiedades, hizo que los precios de los mismos cayeran, lo cual dejaba a los prestamos sin respaldo, era una inmensa bola de nieve rodando hacia Wall Street.
Que tan grande era esa bola de nieve, pues inmensa en el 2002 los subprimes no excedian el 9% de los nuevos prestamos, para el primer cuarto del 2007, los subprimes eran el 60% de los nuevos créditos.
Ante esta situación algunos bancos (cómo el HSBC) comienzan a forzar a sus prestatarios a firmar nuevos acuerdos con tazas de interés más altas. Los fondos de inversión que no pueden tomar las acciones radicales de algunos bancos como New Century Financial, se ven en la necesidad de declararse en banca rota. La primera semana de agosto del 2007, las cosas empeoran y el pánico se extiende por todo el sistema financiero.
Los grandes fondos de inversión y muchos bancos estan envenenados, tienen papeles de deuda que literalmente no valen ni el papel sobre el que estan impresos (lo último es una figura literaria, aún en liquidación las propiedades tienen un valor, pero menos el costo de los abogados y pagos de impuestos por la venta de la propiedad, difícilmente pude recuperarse todo el capital). Y se ven obligados a tomar medidas correctivas. La crisis alcanza proporciones internacionales, cuando el viernes 10 de agosto, por primera vez desde el ataque de 11 de setiembre del 2001, los tres bancos centrales más importantes del mundo (USA, Europa y Japón) actúan concertadamente para darle "liquidez" al sistema.
El colapso del sector inmobiliario ha comenzado ha hacer sentir sus efectos en otros sectores de la economía, donde dos super gigantes como Wal Mart y Home Depot, han visto derrumbarse los precios de sus acciones. Home Depot tiene un problema de sobre stock muy serio, como resultado de la parálisis del sector contrucción. Hoy (martes 14 de agosto del 2007), Dow Jones Industiales cayo 200 puntos, su cuarto día consecutivo a la baja, el dólar ha comenzado ha ganar valor con respecto al Yen y al Euro, como resultado de que esas economías tambien se han visto afectada por la crisis. De todos los países europeos el que probablemente sea el siguiente en afrontar una crisis de subprimes sera el Reino Unido. Los dias siguientes seran a no dudarlos decisivos, estamos casi en el mismo predicamento como si estuvieramos viendo acerce a la tierra un gigantesco meteorito, y sólo nos queda rezar para que se desvie de su ruta de colisión.
La recesión de la economía amerciana arrastrara a todos, Japón y Europa seran los primeros. Pero ciertamente afectara a todos incluido el Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.