Apple: Marketing vs. realidad

Los que siguen este blog sabran que no soy un fanático de la compañía de la manzana, pero creo que vale la pena analizar lo que está pasando con Apple en los últimos meses pues nos ayudará a entender que pasa cuando el deseo (marketing) choca contra la realidad. Esta lección también la podemos aplicar a cualquier otro sector del mercado. Apple como empresa ha decidido enfocarse en el sector "alto" del mercado, es decir aquellas personas que poseen ingresos o crédito que les permita comprar productos con precios superiores a la media del mercado, este universo de personas de altos ingresos está mayormente concentrado en USA/Europa/Japón. Los productos que actualmente vende Apple son los iPods (que cada vez vende menos), los iPhone (su producto estrella y la fuente del 60% de sus utilidades), iPads (la última esperanza) y la línea de productos Mac.

No se puede pretender crecer infinitamente como lo ha estado haciendo Apple en un mundo como este (de recursos limitados), por eso a lo largo de los últimos años ha estado tratando de mantener el crecimiento del market share del iPhone, primero termiando el contrato de exclusividad con AT&T y ofreciendolo a otros proveedores como Verizon y Sprint (aunque según la revista Forune, pronto TMobile lo tendrá también). Y finalmente ahora vendiendolo desbloqueado en los Apple Store desde $649, para que pueda ser usado incluso en planes prepago.

Pero por qué esa desesperación de Apple, pues básicamente la empresa depende de que los iPhone se sigan vendiendo como hasta ahora para poder mostrar ingresos en continua aumento y sostener la burbuja en la que se encuentran sus acciones en este momento. La realidad sin embargo conspira contra las estrategias de la compañía de la manzana de la siguiente manera:

  • Los carriers europeos han retirado el subsidio a los productos de Apple y ahora deben ser pagados completamente por los clientes, lo ha que ha hecho que el market share de Apple disminuya en Europa.
  • Los mercados emergentes no tienen el poder adquisitivo suficiente todavía para ser una alternativa, incluso en el largo plazo.
  • El crédito en USA sigue en contracción y los consumidores cada vez poseen menos dinero para gastar en gadgets.
  • Las operadoras norteamericanas ya no permiten renovar al año un contrato por la nueva versión del iPhone, ahora debes esperar a cumplir tu contrato para obtener un iPhone subsidiado o comprartelo a precio completo (lo que pocos pueden hacer).
  • Los fabricantes de Android están ofreciendo modelos superiores (Samsung Galaxy S III, HTC One X, LG Nexus 4) al iPhone 5 a precios equivalentes y celulares de similares características a precios mucho menores.

Por eso no es de extrañar que Apple no pueda seguir mostrando los "brillantes" resultados que mostraba antes, simplemente porque su productos está diseñado para atender un sector (pudiente) que cada vez se hace más pequeño y que además no es masivo. Imaginen que Luis Vuitton decida vender masivamente carteras, eso es sencillamente una propuesta inviable. O se es un producto de nicho (altos ingresos) y se crece hasta ocupar ese nicho o se es un producto masivo de alcance mundial, no se puede hacer las dos cosas a la vez y esa es la contradicción de Apple y la razón última de su fracaso como negocio (no hablemos de la parte técnica).

Es Apple una burbuja, no me cabe la menor duda (ya lo he dicho antes). Pero como toda burbuja sólo sabemos que en algún momento estallará, aunque no sepamos cuando. Sus ingresos se contraerán rápidamente en los próximos meses de la mano de la reducción media de las rentas y la contracción del crédito que experimentará su mayor mercado (USA). Las administradoras de fondos de retiro y los grandes fondos de inversión privados seguiran comprando las acciones de Apple cuando vean que la compañía ya no sigue creciendo.

Aquí un gráfico que muestra la iPhone dependencia de Apple (sin iPhone los ingresos de la compañía caería a mucho menos de la mitad):

Utilidades de Apple por Producto

Entonces en un mundo donde cada vez la mayoría tiene menos ingresos y el crédito desaparece, que tantos celulares Apple podrá vender. No es un problema de tecnología/diseño, es un problema de economía. Si el mercado de iPhones se reduce lo hará tambien el de las apps para iPhone, eso explica por qué Facebook está forzando a sus empleados a usar Android para que entiendan lo mal que funciona esa App y la importancia de desarrollar una aplicación nativa para Android. Mark Zuckerberg lo tiene claro, el protagonismo de Apple en los móviles ha llegado a su cenit, de aquí en adelante será cuesta abajo y por lo tanto desea que la app de su empresa se posicione bien en lo que aparentemente se convertirá en el OS standard de los celulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.