Exceso de capacidad instalada y la nube

Todo comenzó con la virtualización como una forma de consolidar decenas de servidores en uno sólo y de esa forma reducir costos fijos. Luego se vendió la idea de externalizar este servicio de consolidación a una empresa que hosteara estos servidores físicos y los mantuviera corriendo, el siguiente paso fue natural una empresa que se dedicara única y exclusivamente a mantener el hardware sobre el cual las aplicaciones de los negocios correrían. A esta última solución la hemos llamado "la nube" ("cloud computing").

El exceso de liquidez producto de las maniobras de la Reserva Federal (FED) para evitar que el actual credit crunch nos arrastre a una segunda gran depresión, ha hecho que en términos reales las tasas de interés sean negativas y esto está forzando a los inversionistas a tomar altos riesgos, los cuales normalmente no tomarían, pero debido a que si no se invierte en algo el dinero pierde su valor muchos están invirtiendo en "tecnología". Así es como miles de startup en todos los Estados Unidos, pero especialmente en Silicon Valley han recibido multimillonarios respaldos para iniciar operaciones o expandir las que ya tenían, incluso sin tener un modelo de negocio definido. Esto ha llevado a muchos a pensar que estamos ante una segunda burbuja tecnológica (muy parecida a la burbuja punto com). Todas estas nuevas startup son los clientes de las compañías que ofrecen servicios de nube como Amazon AWS, Google Cloud Platform, Cloud Foundry (la nube de VMWare), OpenShift (la nube de RedHat), Windows Azure Appliance (la nube de Microsoft), Heroku, y un largo etc.

La competencia por clientes para una infraestrucura que continúa creciendo ha hecho que casi todas las empresas mencionadas anteriormente ofrezcan un servicio mínimo gratuito para prueba, con la idea de atraer clientes para su producto. Pero un problema evidente ahora es que hay demasiada "nube" para la demanda existente. Ya que los grantes clientes como Apple o Facebook han optado por crear sus propias nubes en lugar de usar las que actualmente se ofrecen.

Todo exceso de capacidad intalada es malo porque indica que existe una especulación basada en crédito por un lago y por otro señala que un mercado tiene un suministro tan grande que los precios pronto caeran de forma siginificativa indicando el final de la burbuja. Pero si ya se puede conseguir un servidor gratuito por un año en la mayoría de estos servicios, ¿cuánto más pueden caer los precios?. La pregunta entonces es cuales de los actuales proveedores sobrevivirá, ya que no todos pueden existir dado el tamaño de la demanda actual, que debido al dinero fácil que reciben las startups está en su punto más alto. Por lo tanto una explosición de la actual burbuja social/móvil va a arrastrar con ella a muchos de los actuales proveedores de servicios de nube.

No se si esto es bueno o es malo, pero lo que está claro es que no puede continuar en la forma como es actualmente. Por otro lado seguir creciendo es mucho más complicado cada año ya que las expectativas son mucho mayores de alli el hecho de que Facebook haya caído 50% con respecto al precio de su IPO. La razón fue sencilla no podía justificar la valuación inicial con su actual, modelo de negocio basado en vender publicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.