El profeta

En una crítica de mi amigo Rafa al post "El Crash del 2010" sobre las declaraciones del Doctor en Economía Santiago Niño Becerra, me envió un link al blog Circulo Atenea, cuya autora Inma Fernández, parece ser astróloga de profesión según propia admisión, al parecer cuenta con la colaboración del catedrático universitario como una suerte de astrólogo aficionado que complementa con su background académico las interpretaciones astrólicas de Inma Fernández. Es decir pues Santiago Niño Becerra aparece como el co-autor de una serie de posts en dicho blog, uno de los cuales es el que Rafa me envió.

Como suelo ser realmente desconfiado, incluso de mi mismo, comencé a seguir la pista que Rafa me dió y a través de ella llegué a un interesante post del blog "¡Cambio Social Ya!", cuyo autor es bastante crítico sobre las predicciones de Santiago Niño Becerra y nos ofrece pruebas irrebatibles de la pasión por la astrología del catedrático catalán. Una de ellas es justamente un extacto de la exposición que ofreció la astróloga Inma Fernández con la colaboración de Santiago Niño y que a la letra dice:

"En esta ocasión, Inma Fernández, apoyándose en la docta exposición del catedrático Niño Becerra sobre el ciclo socioeconómico de lo que se ha dado en llamar “estado de bienestar”, cuyo origen situó “en las ordenanzas dictadas por el canciller del Imperio Alemán Otto von Bismarck que instauraron, en 1884, el embrión de las pensiones de jubilación”, manifestó que dicho ciclo coincide con la conjunción exacta Neptuno-Plutón que, entre 1882 y 1888, se dio en el signo de Géminis y que dio principio a este nuevo Gran Ciclo."

Lo que queda claro para mi son dos cosas, que el economías Santiago Niño Becerra siente una genuina fasinación por la astrología y el ocultismo, faceta que no niega, pero que tampoco es la que invoca cuando nos comenta la situación económica mundial en su sección de opinión en La Carta de la Bolsa. Lo otro que me queda claro luego de leer dicho post es que puede ser justamente debido a esta motivo, que los economistas formales suelen rechazar sus teorías. Por ejemplo tomemos a Dr.Doom (Nouriel Roubini) es conocido por su vida llena de excesos, como fiestas que duran toda la noche, exceso de alcohol y muchas mujeres, sin embargo Roubini jamas ha estado asociado con astrólogos razón por la cual suele ser considera serio. Nadie ha cuestionado jamas que las teorías, modelos o proyecciones de Roubini se puedan deber a un exceso de alcohol y a falta de sueño.

Pero el hecho de que Santiago Niño Becerra se haya declaro abiertamente creyente de la astrología es el principal elemento usado para criticar su trabajo. Es como si dijeramos por ejemplo que todo el trabajo de Einstein carece de valor científico debido a que el se declaraba abiertamente judío y creía en Dios. Dado que la ciencia no ha podido probar la existencia de Dios, todo lo que Einstein aportó a la física carece de rigor científico. Es decir es una clásica falasia que busca descreditar al mensajero, pero no dice nada sobre el mensaje.

Las creencias personales, es decir lo que crea o deje de creer el economísta Niño Becerra es algo que corresponde a su vida personal, si eso le sirve o no para orientar su vida o su vocación, es algo que le compete única y exclusivamente a él. Pero lo que hay que dejar bien claro es que cuando él se pone el sobre de economísta y escribe en La Carta de la Bolsa, o aparece en entrevistas en radio o televisión, jamas invoca la astrología para explicarnos la naturaleza del problema que actualmente enfrentamos.

Es criticado como oportunista y que se quiere subir al carro de la presente crisis para vender su libro, lo cierto es que como comenté en un post anterior, el economista catalán está anunciando lo mismo de mayo del 2006, mucho antes de que el problema de las subprime estallara en Estados Unidos.

Les recomiendo a todos que lean su serie "Setiembre", que apareciera en la web La Carta de la Bolsa y que consta de 11entregas. Alli él claramente identifica como las razones de la presente crisis y el colapso por venir, el hipercrédito otorgado a los ciudadanos de los países desarrollados, la escasez manifiesta de recursos en un mundo que cada vez consume más debido al crédito barato y accesible, además de dejar claro que la que enfrentaremos será un crisis sistémica. Nada de lo que dice involucra astrología o creencias religiosas, todo lo que nos comenta está  fundamentado en un análisis económico, además no es el único que propone que en el 2010 afrontaremos el colapso del mundo como lo concemos, el autor nortemaricano Harry S. Dent Jr., nos describe escenarios similares a los de Niño Becerra, la crisis incia en el 2010 y se prolonga por 10 años.

Además, aquellos que lo critican diciendo que el "predice" basandose en lo astros,  habría que preguntarles por qué nadie critica a Robert Pretcher de Elliot Wave International, que predijo el mínino que alcanzara el mercado de valores en marzo del 2009 y ha predicho que el Dow Jones Industrial Average caerá por debajo de los 7000 puntos en los próximos meses. Usando para ello el ciertamente cuestionable método de la "Teoría de las Olas de Elliot", que tiene tanto rigor científico como lo puede tener la astrología.

El cómo lo predijo creo que es completamente irrelevante, lo que está claro es que los factores identificados por Santiago Niño Becerra como la causa del problema, no han sido resueltos, para muestra un botón, en el último boletín de John Mauldin (a cuyo newsletter estoy suscrito), podemos ver el siguiente gráfico que muestra en la línea azul los ingresos corrientes del gobierno americano y en la línea roja el gasto del gobierno:
 

 
Es justamente por ello que de forma apresurada el viernes pasado el senado americano aprobó un nuevo endeudamiento por 1.9 Trillones de dólares (1.9 millones de millones de dólares) para el presente año 2010, lo cual ciertamente mostrará ser insuficiente en los próximos meses.

Si metemos el mercado crediticio norteamericano total a la mezcla, es decir hipotecas, tarjetas de crédito, prestamos de autos, prestamos personales, prestamos por capital de trabajo, etc., y lo representamos como un porcentaje del PIB estadounidense el gráfico resultante es de miedo:

El gráfico anterior pertenece a Ned Davis, el original en PDF puede ser descargado del enlace. En lo personal creo que las predicciones son bastante acertadas, y quisiera que todo lo que nos tocará vivir fuera algo más rápido y en un par de años hayamos pasado el trago amargo, pero al parecer no veremos la luz al final del tunel sino hasta el 2018 al menos.

4 comentarios en “El profeta

  1. Eh..tampoco dije que NB fuera tonto. Si dijera que sus predicciones económicas se basan en la astrología, entonces él mismo se haría el harakiri intelectual y nadie hablaría de él.
    Desconfío de NB de la misma forma que si descubriera que mi profesor de Física pertenece a una secta que cree que el mundo se acaba en el 2012 y que hay que esperar a la nave nodriza de Ganímedes en lo alto del monte Sinaí. Ya sé que no tiene relación alguna, pero…da mal rollo.
    Un abrazo,

  2. Bueno…pues gracias por la mención, pero evidentemente no puedo estar de acuerdo con tu argumentación.
    Si has seguido un poco la pista de este hombre en el blog, supongo habrás dado con este artículo, en el que queda claro que no da ni una,, ya use la astrología para sus predicciones o modelos econométricos:

    http://cambiosocialya.wordpress.com/2009/12/16/confirmado-santiago-nino-no-da-una/

    El caso de este hombre la verdad es que es curioso. Más que un caso de acierto o desacierto en las predicciones, para mi es un caso sociológico, que muy bien Sagan podría haber puesto de ejemplo en su «El mundo y sus demonios». Está claro que no acierta, pero la gente sigue citándolo como alguien fiable en sus predicciones, yo creo que entre otras cosas porque nadie se ha molestado en comprobar si sus predicciones son buenas o no, es decir, porque la gente se cree lo primero que le dicen, y no se molesta en una mínima investigación que les llevaría a ver que este hombre es simplemente un cuentista.

  3. Gracias Rafa por tu comentario, pero cuando decía lo de que usaba la astrología para justificar sus conclusiones no me refería a tí, sino a lo que he encontrado en otros blogs.

    Respecto a lo que dice «cambiosocialya», pues discrepo bastante ya que lo que presenta en su link, es en cierta medida una colección de estimados que fallaron, como igual se puede hacer con las proyecciones de todos los economístas que habían dicho desde el 2007 que esta recesión sería como tantas otras y que un 1929 sería irrepetible. Pero por por otro lado yo podría poner como ejemplo esta «predicción» que fue bastante acetada, escuchen esta entrevista radial a SNB de este link de youtube:

    http://www.youtube.com/watch?v=1w3VpIbhdUI

    Ese fue un programa radial al que lo invitaron y que fue subido a youtube el 27 de julio del 2008. Lo cual indica que la entrevista radial fue al menos ofrecida ese día, si es que no antes. Y a la pregunta ¿cuándo el ciudadano de a pie se dara cuenta de lo mal que esta todo?, el responde que cuando dejen caer a un banco. Aunque dice de manera racional y bastante lógica que duda que lo hagan antes de las elecciones de noviembre de 2008 en USA. Lamentablemente si Paulson hubiera escuchado a Niño Becerra no hubiera dejado a Lehman Brothers declarar bancarrota el 15 de setiembre de 2008, lo que detono el credit crunch y le costara la presidencia a McCain.

    Las tendencias de contínuo aumento de la productividad y por ende la necesidad de menos mano de obra para el proceso productivo que siempre invoca SNB como una de las razones de la crisis, pueden ser comprobadas y es una megatendencia irreversible, que no tiene nada que ver con la astrología y de la que nadie en los medios tradicionales está hablando.

    El hipercrédito como sustituto de un incremento real en el ‘disposable income’ de la mayoría de los hogares en los países desarrollados es también otro hecho que ni es astrológico, ni puede ser rebatido.

    Los dos hechos anteriores nos ponen en curso de colisión. Si el colapso será en el 2010, 2011, etc. es completamente irrelevante para mi, lo importante y en lo que no se equivoca SNB es en decir que esta es una crisis sistémica y no hay medida que puedan aplicar los gobiernos para evitarla. En es sentido si lo dice porque júpites se alieno con plutón o porque vio los cuadros de John Mauldin en su último newsletter, me resulta más una cosa anecdótica que algo que invalide sus conclusiones. Lo que SNB dice claramente cuando se le piden un consejo sobre ¿qué se puede hacer? es lógico y directo, nos dice que uno no se endeude más, que si se recibe un ingreso extra hay que usarlo para reducir deuda, no desperdiciar. En donde en todos esos consejos hay una señal de locura o excentrícidad.

    Además la expedición del certificado de defunción del estado del bienestar no es algo nuevo, ya el economísta británico Niall Ferguson ha identificado esta como una de las razones por las cuales Japón perdió el liderazgo económico y eso es lo que se estuvo discutiendo en el último foro de economía en Davos.

    Volver lo anecdótico en la razón principal de la crítica de alguien al cual pretendemos refutar es falaz y tratar de ocultar que lo que dice está alineado con los análisis de otros economistas a nivel mundial es tendencioso.

  4. No, no hay nada de excentricidad ni de locura, simplemente dice cosas de perogrullo, y parece que acierta porque dice cosas supergenerales. Si yo digo que de aquí a 50 años habrá una crisis, lo más seguro es que acierte, si digo que de aquí a 10, lo mismo, con un poquito más de riesgo de fallar…y así sucesivamente, y a eso es a lo que ha jugado SNB.
    Dice cosas de perogrullo: que hay que ahorrar y no endeudarse (eso también lo decían nuestros abuelos), que habrá outsiders e insiders (como si no los hubiera habido desde siempre) y mil gilipolleces más que algunos acogéis como si fuesen al dificilísimo de vislumbrar. E insisto, en las predicciones concretas (que es lo difícil de hacer, claro) pues la caga como muchísimos otros, y no da una.
    Lo increíble es que algunos seguís insistiendo en que ha acertado y acertará. Cuando la realidad es que no ha acertado, y si acertará solo lo sabremos dentro de un tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.