High-Frequency Traiding

La nueva alternativa de hacer mucho dinero, sin generar ningun valor en el proceso, de las grandes firmas en Wall Street, haciendo que al mismo tiempo otros paguen sobrecostos, es el llamado High-Frecuency Traiding. Pero, ¿qué es High-Frequency Traiding (HFT)?, aunque las difiniciones pueden difereir ligeramente, lo que básicamente implica el HFT es "alta velocidad", para ello se utilizan supercomputadoras que pueden ejecutar los cálculos necesarios de elaborados algoritmos matemáticos en tan sólo una millonésimas de segundo, tomando la decisión de entrar short or long en el mercado, según la dirección de la tendencia descubierta. Los algoritmos de estas supercomputadoras están pues dedicados a la caza de señales del mercado. Para aumentar su efectividad, las firmas que se dedican al HFT suelen pagar una comisión a las bolsas de valores como NASDAQ para tener acceso preferente a los datos de otros actores del mercado y poder determinar una tendencia antes de que esta aparezca realmente en el mercado. Este tipo de acceso a información preferente ha recibido cierto criticismo y muchos consideran que es una forma sofistircada de insider-trading, incluso hay quienes consideran al HFT una forma de estafa.

Lo cierto es que grandes bancos de inversión como Goldman Sachs, tienen una división que se dedica al HFT, de hecho en un post aparecido en el blog Zero Hedge, se estima que las ganancias de Goldman Sachs debido a HFT durante el 2008 fueron de $ 4 mil millones.  Y estima que de los $3.44 mil millones de utilidades que Goldman Sachs reportó en el segundo trimestre de este año, el 25% del mismo es debido al HFT.

Uno de los datos que más ha llamado la atención sobre HFT, es que de las 20,000 firmas que operan en Wall Street, sólo un 2% de ellas se dedican al HFT, sin embargo son los responsables del 73% del volumen negociado. Dadas las amargas experiencias con los CDS y todos los otros instrumentos artificiales no regulados en Wall Street, que aunque producen una alta utilidad al principio introducen un riesgo tan grande al sistema, que puede hacerlo colapsar, es que hay muchas voces pidiendo una intervención directa de la SEC, agencia reguladora de valores, para que investigue y regule las prácticas del HFT. Este ha sido el asunto discutido en un artículos aparecido recientemente en la revista TIME.

En son de humor, en el programa The Daily Show, with Jon Steward, del pasado 30 de setiembre, Samantha Bee disfrasada de vaca nos explica los dilemas morales que enfrenta el HFT, su pregunta directa a Irene Aldridge, sobre si HFT es o no insider-traiding pone el dedo en la llaga. Sumado a eso el hecho de que no cualquiera puede hacer HFT, debido a que los algoritmos usados son "secretos" y propiedad intelectual de un puñado de firmas. Llaman a una reflexión sobre si lo único importante es hacer dinero no importa a costa de qué o de quien. De ser cierto esa apreciación, pues no habría una diferencia entre un trader corrupto de Wall Street o un narcotraficante.

Ciertamente hacer dinero es importante, pero convertir el hacer dinero en el fin sumpremo de una sociedad es tan perverso como convertir el comer en el fin supremo del ser humano. Porque así como el vivir para comer (que es uno de los pecados capitales, se llama gula) y conduce a la obesidad, con todos sus terribles efectos negativos para nuestra salud. La avaricia a nivel individual y social, que también es un pecado capital, conduce tanto al individuo como a las sociedades que la practican a una serie de problemas sociales de difícil solución.

Bueno, ya fue bastante discurso moralista, ahora riamos un rato con el segmento "Cash Cow – High Frequency Traiding" de Samantha Bee:
 

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.