La cotorra criolla

En estos momentos en que Venezuela es en la práctica una dictadura y casi un fail state, cuando Chávez habla de guerra con Colombia para desviar la atención de los graves problemas que él mismo ha generado dentro de Venezuela, es difícil creer que hace apenas 35 años, cuando alguien hablaba de Venezuela le añadía el adjetivo "saudita".

Fue en aquellos años en los cuales Venezuela era de las pocas democracias de latinoamérica que viví por algunos años en la ciudad de Barquisimeto. Luego vendrían los ochenta, la década perdida de latinoamérica como consecuencia de la tremenda deuda pública resultado de políticas fiscales populistas. Justo fue por esos años cuando Luis Herrera Campins llegó a la presidencia de Venezuela con la pregunta "¿Dónde están los reales?", en su gobierno se acabo el dólar a Bs. 4.30, se inció la construcción del metro de Caracas que si bien ayudó a solucionar la crisis del transporte urbano de la capital en el largo plazo, en el corto plazo representó mayor congestión al ya insufrible tráfico caraqueño.

Es en el anterior contexto histórico que el actor, humorista, poeta y escritor venezolano Pedro Alberto Martínez Conde, más conocido como "Perucho Conde", presentó lo que sería el primer rap en español llamado "La cotorra criolla". Sin querer mientras andaba buscando información sobre los últimos discursos de Chávez en Youtube, en uno de los videos relacionados apareció la pegajosa canción, que recordé inmediatamente.

Aquí les dejo la canción y la letra de la misma, para darnos cuenta de que a pesar de que 30 años ya han pasado, todo sigue igual y como dice la letra "yo quiero que se arregle mi mala situación pero el que arregla esto creo que está de vacación":

 

 

Que fú, que fú
que yo no sea musiú (bis)

Me gusta la cotorra y aquí estoy pues,
con mi cotorra criolla que no habla inglés.
Vivo en Caricuao y trabajo en El Marqués,
llevo leña en esta vida, al derecho y al revés,
le debo al Italiano, al Portugués
al Turco, al Zapatero y a Doña Inés
y del apartamento en la UD3
me botan pa´la calle si no pago en este mes

Como la ves, como la ves!

Tengo que levantarme de madrugada
y meterme en esa cola requetecondenada
veo a toda la gente enfurruñada
con sueño todavía y mal desayunada
como mi jefe no come nada
si le llego tarde me descuenta una tajada
maldito viejo cara arrugada
con ojos de cangrejo y la panza hinchada

Y eso no es nada, y eso no es nada!

Los cuatro reales que uno se gana
me los pagan hoy y no llegan a mañana
me provoca tirarme por la ventana
cuando veo que todo sube como le da la gana
mi mujercita tanto que se afana
pa’ montar la olla o la palangana
saltando en los mercados igualito que una rana
buscando un kilo e’ carne
aunque sea de iguana

Te lo juro pana, te lo juro pana!

Dígame al precio que está el café
la leche, las caraotas y el papel tualé
tomate, papa y queso baratos se ven
solo en la cuñas de la TV
si son las frutas dígame Ud.
quedaron pa’ los ricos y familias de caché
esta gente que quiere yo no sé
será que nos acostumbremos
por ahora a no comé

Si como nié, si como nié!

Subieron las arepas, subieron los cigarros,
subieron los pasajes de autobuses y de carros;
el cinturón yo me lo amarro
y no he caído, porque me agarro
ya casi no me baño, porque el agua es puro barro
y subí de peso con tanto sarro
no puedo ni afeitarme no hay agua en el tarro
y el Inos no sabe ni adonde queda el barrio

Pásame un jarro, pásame un jarro!

Aumentan los salarios pero sube la comía
subieron la tarifa en la barbería
y si la ropa mando pa’ la tintorería
me quedo sin almuerzo por lo menos siete días
tampoco pido nada en la pulpería
porque el muérgano pulpero ya no me fía
no puedo con los precios de la zapatería
y las fulanas alpargatas son más caras todavía

Que agua tan fría, que agua tan fría!

En cuanto a casa y a apartamentos
quisiera consolarme con uno de mis cuentos
pero, qué va, no puedo, mucho lo siento,
porque todos han subido hasta el firmamento,
lo mismo que comprado o arrendamiento
o lo que por ellos piden quita el aliento,
cuando hasta un rancho que se lo lleva el viento
cuesta un ojo de la cara más el 10%,

¡por el momento! ¡por el momento!

Si acaso me enfermo, destino fatal,
o la clínica me arruina o me mata el hospital,
cucharadas y pastillas cuestan tanto rial que
hay más plata en la farmacia que en el banco nacional.
Si por desgracia los doctores no pueden con mi mal
tengo que sacar más plata pa’l funeral,
porque la agencia más humilde, urna sin cristal,
por llevarme al cementerio me quita un dineral,
¡y me muero igual! ¡y me muero igual!

Cuanto cuesta un muchacho me han preguntado
de familia larga o planificado
pa´tenerlo bien comido vestido y educado
hay padres que hasta el alma la han empeñado
desde el primer tetero que el chiquito se ha tragado
hasta verlo salir de cualquier cosa graduado
son montones de billete que en eso se ha gastado
y el que no ha tenido plata pa’ burro se ha quedado

Chamo tarado, chamo tarado

A donde llegará, Señor, esta cuestión
que me atormenta sin exageración
yo le prendía una vela a San Espiridón
pero las velas han subido como un avión
yo quiero que se arregle mi mala situación
pero el que arregla esto creo que está de vacación
o se le está olvidando todo el montón
de castillos y promesas de antes de la votación

Que vacilón, que vacilón!

Ja ja ja… ‘no es tan seria!!!

El hombre que estafó a Bill Gates

Jack TramielLa imagen que todos tenemos de Bill Gates, es como la de un avispado empresario que vendía hasta aquello que no tenía. A este mito han colaborado películas como "Piratas de Silicon Valley" y muchas leyendas urbanas. Es más su audaz movida de abandonar a su aliado IBM para vender independientemente su Windows 3.0 en lugar del OS/2 que era un joint-venture de ambas compañías es visto por unos como el más genial de los movimientos empresariales y por otros como una vulgar traición.

Pocos podrían creer que el veinteañero empresario que terminaría convirtiendose en el hombre más rico del mundo y que entre sus hazañas cuenta el haber convencido a los veteranos hombres de negocio de IBM de licenciarle su software y ponerlo en cada PC que vendieran, pero pudiendo aún él venderlo a otros fabricantes de equipos compatibles, fuera de alguna manera estafado por otro hombre de negocios aún más agresivo. Pues esa es la historia que les quiero contar.

En el verando de 1977, Jack Tramiel tomó un prestamo de 3 millones de dólares para comprar MOS Technology, luego de la compra la gente de MOS Technology le propuso Tramiel que entrara al negocio de las microcomputadoras, la razon por la que Tramiel había comprado la empresa fue para que le sumistrara chips para su negocio de calculadoras. Para hacer la historia corta, Chuck Peddle (el padre del 6501 y del KIM-1) pudo convencer a Tramiel de entrar al negocio de las microcomputadoras que iniciara el Altair 8800, pocos años antes. El resultado de dicha aventura fue el PET 2001, que logró gran popularidad a finales de los setenta y principios de los ochenta.

Para que el PET 2001 pudiera ser una microcomputadora funcional necesitaba un lenguaje de programación sencillo como lo era BASIC, dado que ni entre la gente de MOS Technology, ni de Commodore había alguien que pudiera desarrollar un intreprete del lenguaje propio, Commodore se vio en la necesidad de comprar el BASIC de moda en esos tiempos el Micro-Soft BASIC. Pero a diferencia de como ocurria con otros fabricantes que aceptaban el juego de Gates de pagar licencias por máquinas vendidas, Tramiel hizo un sólo pago de $25,000, tras el cual no volvió a realizar ninguna otro negocio con Gates. La estafa esta en que Gates pedía $3 por licencia de cada equipo vendido, Tramiel llego a vender millones de computadoras con el BASIC de Microsoft. Es decir le dieron a Gates una cucharada de su propia medicina.

La fuente de donde obtuve la información fue de unas declaraciones del mismo Tramiel que pueden ser leídas en detalle en MacWorld. Pero aquí les copio las palabras de Tramiel:

Doing business with Gates was decent, Tramiel said. “He came to see me, tried to sell me Basic, and he told me that I don’t have to give him any money, all I had to give him was $3 per unit. I told him I was already married,” Tramiel said.

Tramiel instead told Gates he’d pay a flat fee of $25,000, rejecting the idea of paying $3 for each Commodore 64 sold. “In about six weeks [Gates] came and took that $25,000. Since then he did not speak to me,” Tramiel said.

[Traducción]

Hacer negocios con Gates fue decente, Tramiel dijo. "El vino a verme, tratando de venderme Basic, y me dijo que yo no tenía que darle dinero [por adelantado], todo lo que pedía era $3 por cada unidad. Le dije a él que ya estaba casado", dijo Tramiel.

Tramiel le respondió a Gates que le pagaría una tarifa plana de $25,000, rechazando la ide de pagar $3 por cada Commodore 64 vendida. "En seis semanas [Gates] volvió y tomó los $25,000. Desde entonces no he vuelto a hablar con él", dijo Tramiel.

Esta es la historia del hombre que estafó a Bill Gates.

Más información sobre el PET, Commodore e historias de los origines de la microcomputadición pueden ser encontradas en commodore.ca.

TRS-80 Color Computer

TRS-80 Color ComputerHace 25 años tuve mi primer microcomputador en casa, era un TRS-80 Color Computer, las siglas TRS significan Tandy-Radio Shack. Algunos lo conocen como "CoCo", pero para mi siempre fue "La Color Computer" o "La Color". Los amigos que tenían microcomputadoras se habían decidido o por una VIC-20, una C-64 o incluso los más adinerados por una "IBM-PC Compatible". En aquellos tiempos hasta la hoy omnipresente PC era una microcomputador más, hasta la gran homogenización ocurrida a principios de los 90, co-exitieron una gran variedad de plataformas completamente incompatibles unas con otras, para aquellos que deseaban tener una microcomputadora en casa. Cada uno defendía su decisión, después de todo tu "micro" te definía. Ahora se que es muy tonto pensar así pero espero que comprendan que en aquellos años era un adolescente de 16 años. Además el que decidió comprarla fue mi padre, y el tenía la clara intención de usarla para sus propios propósitos, así que tuve que adaptarme a esa realidad y compartir la computadora con toda la familia, aunque al final todos se cansaron de ella y yo podía usarla la mayor parte del tiempo.

La computadora que compramos no era nueva, ya era de segunda mano (pero tenía 16KB de RAM), pero se consiguió con varios juegos extras y un par de Joysticks, que hicieron bastante atractiva la compra. Desde un punto de vista estricatamente técnico era la mejor microcomputadora que uno podía comprar, su procesador Motorola 6809E era de lejos el más potente de todos los que existían, es más era mucho más rápido a sus 0.89 MHz de velocidad que un IBM PC con su Intel 8088 de 4.77MHz. Pero había un gran problema con esta microcomputadora, no tenía un chip gráfico equivalente al de las Commodore o las Atari, y el sonido que generaba podíamos calificarlo como simplón. El que la diseño no lo hizo pensando en los juegos, sólo en poner la mayor cantidad de RAM y poder de cálculo al más bajo precio, como aprovechar ese poder nunca le pasó por la cabeza al diseñador. Además de que el soporte era pobre, en adición al manual de uso, no era posible encontrar mayor información sobre la microcomputadora en la ciudad donde vivía.

Un problema adicional era que los programas que tipeaba en la computadora sólo podía grabarlos en un casette de audio, muchas veces no podía leerlos nuevamente, en aquel entonces comprar una controladora de disco y una disquetera costaba casi lo mismo que pagamos por la máquina, así que nunca consideramos esa opción y sufrimos los tormentos de almacenar nuestros datos y programas en cintas de cassette. Claro que esos tormentos no duraron eternamente, para 1987 llegó a casa la compurtadora personal que me acompañó durante toda la vida universitaria la Decision Mate V.

Sin embargo debo agradecer a todas las dificultades encontradas en "La Color Computer", esos inconvenientes me motivaron a investigar como resolver los problemas que se me presentaban y como hacer que esta pequeña máquina pueda hacer lo que mis otros amigos hacían sin tanto problema. Ahora, 25 años después he sentido algo de nostalgia y he decidido volver a probar "La Color Computer", para ello he intentado usar el emulador xmess del cual hable hace tiempo en el post "Un viaje al pasado". Pero otra vez tuve el inconveniente de que una vez apagado el emulador, el programa se evaporaba, esta vez como todo es virtual, me propuse usar una disquetera virtual que me costaría la extraordinaría cantidad de $0.00, pueden ver como lo hice en la sección de Tutoriales y howtos.

Como ahora ya puedo grabar todos los programas que quiero en estos discos virtuales, puedo tener hasta 4 en simultaneo en xmess, es que me he puesto a pensar que sería bueno tener una sección del blog dedicado a "La Color Computer" o iniciar otro nuevo blog con esa temática, cualquiera que sea mi decisión final, se las hare saber por este medio. Por lo pronto a disfrutar de la programación en BASIC y Assembler.

25 aniversario de la Mac

El día de ayer (24 de enero), se celebraron los 25 años de la presentación de la Apple Macintosh (aka Mac), que fue la primera computadora personal que puso a disposición de los usuarios una interfase gráfica (GUI), algo que hasta ese momento sólo estaba reservado para los grandes laboratorios.

Aunque la fecha es memorable, han sido pocos los lugares de la blogosfera que han dedicado un espacio a recordar la fecha, uno de ellos ha sido TechCrunch. El video que presentan en ese post dedicado al Mac es sencillamente una edición de un video de YouTube mucho más largo que encontré y postee hace ya un año aquí.

Como un reconocimiento a sus 25 años, otra vez vuelvo a postear el mismo video sobre la presentación que hizo Steve Jobs de la primera Mac en 1984, porque 1984 nunca volverá a ser 1984 .

30 años de la primera hoja de cálculo

Este año 2009, significara el 30 aniversario del que quizá fuera el programa de micro-computadoras que las introdujo en las empresas, la hoja de cálculo. En aquel lejano 1979, sin proponerselo Dan Bricklin y Bob Frankston, crearon una nueva clase de programa la hoja de cálculo, que en su primera encarnación Visicalc para Apple II (si desean más información sobre Visicalc pueden visitar el website que ha preparado Dan Bricklin sobre ella), se convirtió en un éxito instantáneo convirtiendo a sus creadores en millonarios. Sin duda fue todo un logro de ingeniería conseguir que en las limitadas prestaciones del CPU de las Apple II y con sólo 32 KB de RAM una hoja de cálculo con las funciones básicas que conocemos hoy en día haya visto la luz.

En lo personal aquellos que fuimos testigos presenciales de la evolución de las micro-computadoras, creo que debemos agradecerle tanto a Dan Bricklin y Bob Frankston, porque sin su invento las empresas difícilmente hubieran tomado en serio a las micro-computadoras y por lo tanto muchos de nostros seguiriamos jugando en algún sotano con nuestro juguete favorito, en lugar de tener nuestros trabajos de 9 a 5, jugando en una oficina . Pero al parecer no todos comparten esa opinion, pues en un reciente artículo aparecido en PCWorld de John Dvorak titulado "El 30vo aniversario de la (no buena) aplicación de hoja de cálculo", culpa del tremendo desastre financiero actual a la hoja de cálculo y su potente herramienta What-If. En lo personal me parece que exagera al culpar a la hoja de cálculo por ello, pero el artículo esta tan bien redactado y es tan divertido, que me he atrevido a traducirlo:

El 2009 marca el 30 aniversario de la ahora ubiqua hoja de cálculo. Y la sociedad en su conjunto se ha visto deteriorada desde su invención. Fue la hoja de cálculo la que disparó la revolución del PC, con Visicalc como el primer culpable. ¿Puede alguien decir que nos hayamos beneficiado de su invención? Miren a su alrededor, yo creo que hemos perdido.

Por una cosa, la hoja de cálculo creo la sociedad del What-If (Qué-pasa-si). En lugar de avanzar y progresar normalmente, la sociedad del What-if cuestiona cada una de nuestras acciones. Adivinando a cada segundo todo. Como resultado de las hojas de cálculo, hemos sido forzados ha "hacer números" casi siempre; cuando los números ya están en la hoja de cálculo el proceso del What-If puede comenzar.

De hecho, la hoja de cálculo ha resultado llevando al una vez contador de bajo perfil a un lugar prominente, y muchas veces a niveles ejecutivos. ¿Cuan frecuentemente era en los años anteriores a la era de la hoja de cálculo que un contador tomara el control de una compañía? ¿Cuándo y por qué CFO (Chief Financial Officer) llegó a ser un título? Estas personas, en el mejor de los casos, fueron una vez sólo auditores.

La hoja de cálculo se convirtió en una espada y los contadores sabian como utilizarla.

Y sí, mientras que todos los expertos y visionarios hablar de inteligencia de negocios y prácticas modernas y esto y aquello, ¿dónde está la evidencia de que esto mejora la manera de hacer negocios o la forma en que trabajamos? Los coches son de mala calidad, los bienes de consumo son basura. Hay sustancias tóxicas en el suministro de alimentos. Los juguetes contienen plomo. La mayor parte de los bienes que compramos barato se hace en otros lugares. En cada nivel de la escena de negocios de hoy, algún pequeño contador hace un cálculo What-If antes de tomar una decisión. El compungido CEO se preocupa por lo qué podrían pensaran los accionistas, si el no esta de acuerdo con lo que la hoja de cálculo y CFO le han dicho que tiene que hacer. Para hacerlo sentir mejor el directorio le entrega un bono muy gordo por haberles ahorrado dinero.

La sociedad del What-if ha avanzado con muy poco respeto por el cliente. Si el cliente tiene una queja, el o ella pueden llamar a alguien en India, alguien que hara el servicio de soporte al cliente alla, porque una hoja de cálculo le ha dicho a la compañía de que ahorraran un centavo al año en la factura del servicio telefónico. No hay forma de que esta idea haya podido evolucionar sin una hoja de cálculo.

Al dejar que un programa diseñado para contadores le diga que hacer o que pensar, Ud. terminará en un desastre económico. El mecanismo en si mismo tiene fallas. Nadie desea hablar sobre las fallas con las hojas de cálculo, ¿no es así? Muchas hojas de cálculo, son de hecho ficciones o incluso fantasías.

Esto es lo que provocó la crisis hipotecaria: hojas de cálculo en lugar de personas fueron las que tomaron las decisiones sobre los préstamos. Tan pronto como estos prestamos fueron empaquetados atractivos paquetes financieros, todos basados en hojas de cálculo de contadores. Los corredores de valores les dieron a estos paquetes un alto grado de inversión, porque una hoja de cálculo se los dijo. Todas las hojas de cálculo, con excepción de las más cotidianas, contienen fallas de una manera u otra. Ud. adivina cuál podría ser la tasa de crecimiento. Ud. adivina cuál sería el costo futuro de los bienes. Hay muchos de juegos de apuestas en las hojas de cálculo. Esa es su falla.

El fraude de Enron y el más reciente estafa con el precio del petróleo fueron desarrollados con el modelado de hojas de cálculo. "¿Qué si podemos fijar los precios?" se preguntaron. Clic, clic, clic. Wow!

Así que esto es el 30vo. aniversario de la hoja de cálculo y el posterior ascenso de la contador, el tipo que hace las llamadas y cierra los tratos. Esta clase de personas, una vez conocidos por su mansedumbre e irrelevancia, se ha vuelto tan poderoso que han logrado proteger su incompetencia (véase los casos de Enron, MCI y Madoff, entre otros ejemplos de desastres) mediante la institución de la ley Sarbanes-Oxley, en esencia un ley que los protege en cualquier situación que los involucre.

No culpo a ninguna de estas personas por haber tomado ventaja de la hoja de cálculo y de la evolución del What-If. Pero, ¿por qué darles las llaves del auto cuando se sabía que no podían conducir? Mire a su alrededor y vea lo que ha sucedido. Puede darle las gracias a la hoja de cálculo por todo esta basura. Feliz cumpleaños.