En un artículo aparecido el pasado lunes (28 de febrero) en InfoWorld, Paul Venezia  se pregunta si la era del administrador de sistemas (Linux/Unix o Windows) ha llegado a su fin gracias a la comoditización de la tecnología de virtualización que permite desplegar un nuevo servidor con una configuración limpia en cuestion de minutos. El punto clave es que si se disponen de imagenes de servidores básicos (web, db, mail) bien configurados por expertos y listos para usar en cuanto sea necesario, cual es el punto de tener un administrador de sistemas dentro de la empresa, si cuando algo falla todo lo que se debe hacer en copiar los datos a otro servidor listo para reemplazar al original en cuestion de minutos.

Como muchos de los que siguen este blog saben, yo soy un administrador de sistemas Linux y he ejercido el oficio desde mediados de los años 90. Obviamente mi opinion sobre el artículo puede ser tomada por muchos como parcializada, pero mientras se hagan las advertencias del caso creo que toda opinion puede ser expresada.

Bueno como finaliza el mismo artículo de Paul Venezia, "todos pueden manejar un automóvil, pero si este no enciende, uno no tiene más alternativas. Lo cual es muy malo si a uno le pagan por reparar autos". La virtualización y sobre todo los productos de fácil uso como VMware Workstation o VirtualBox dan la ilusión a los desarrolladores que ellos pueden ser un administrador de sistemas. Pero, de la misma forma que un Sysadmin no puede ser un desarrollador, lo contrario también aplica, sino revisen este antiguo post "Vampiros vs. Hombres Lobo". El problema viene cuando los que toman las decisiones (gerentes, directores, empresarios) creen que pueden ahorrarse el sueldo de los administradores de sistemas, haciendo que sus programadores desempeñen el doble papel, algo que en muchas ocaciones puede ser la receta para el desastre.

La tecnología de virtualización es poderoza y yo la uso desde hace buen tiempo, pero es tan solo una más de las herramientas en el cajón de todo administrador de sistemas. Hay servidores que por su rol o tipo de carga no es buena idea virtualizar (después de todo no interesa que tan eficiente sea la virtualización, siempre agrega latencia), ejemplos típicos son servidores de archivo de alto tráfico o servidores de base de datos (en este caso se requiere lo contrario a la virtualización, se necesita "clusters"). Pero como dice el refran si la única herramienta que se conoce es un martillo, todo problema se ve como un clavo.

Pero ser un administrador de sistemas es algo más que sólo instalar el sistema operativo, hacer los back-up y aplicar los parches de seguridad necesarios, el trabajo también incluye planeación de los recursos en base a la carga existente y su proyección a futuro, analizar los problemas de red, reducir el consumo de energía y mantener a raya el casi siempre pobremente diseñado software que los desarrolladores insisten en usar y que por lo general suele ser ineficiente y en muchos casos incluso infeficaz.

De la misma forma que Windows le da la ilusión a un usuario de que es una persona del área técnica sólo porque puede cambiar el fondo de pantalla, o instalar un programa de chat, el software de virtualización le da a los desarrolladores y el público en general la ilusión de que ellos pueden ser administradores de sistemas.

Leave a reply

required

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <pre user="" computer="" escaped="">