En el post de ayer "Los nuevos oligarcas", traduje el interesante artículo del catedrático universitario Tim Wu sobre como en Internet existe sólo una empresa que monopiza un determinado sector, por ejemplo Google las búsquedas, Facebook las redes sociales y Amazon el comercio minorista, como ejemplos claros de que si bien es cierto Internet ofrece unas barreras muy bajas para que cualquier emprendedor pueda inciar un nuevo negocio, cuando esta nueva idea crece, tiende a formar monopolios que en el largo plazo han probado se muy perjudiciales para el desarrollo de nuesvas tecnologías.

Pero Erick Schonfeld, en un post aparecido en TechCruch se pregunta "¿Cuánto dura un monopolio de la información en la era de Internet?", y consiguió una interesante pieza de información del mismo Tim Wu, una sección de la comlumna que escribió que arguye que el editor del Wall Street Journal dejó de lado. Ya que este tema es de mi interés y deseo dar una visión lo más objetiva posible sobre la situación presente y futura de Internet he decidido traducir el post de Schonfeld también y aquí está:

¿El Internet tienden a monoplios naturalmente? el catedrático de Derecho de la Universidad de Columbia, Tim Wu hace una fuerte argumentación sobre ello en un artículo de opinión en The Wall Street Journal este fin de semana. Si bien hay mucha diversidad en Internet y pocas barreras a la creación de negocios en línea, el señala que categoría tras categoría está dominada por una sola empresa: Google, Facebook, Amazon, Skype, Twitter, Apple y eBay.

Wu escribe:

El Internet ha sido presentado como un modelo de lo se supone es el libre mercado donde aparece la competencia en su estado puro. Entonces, ¿por qué se parece cada vez más a  un tablero de Monopolio? La mayoría de los sectores más importantes hoy en día están controlados por una empresa dominante o por un oligopolio. Google es el "dueño" de la búsqueda, Facebook, es el de las redes sociales, para las subastas está eBay, Apple domina la entrega de contenido en línea, Amazon, el mercado minorista, y así sucesivamente.


Si se define un mercado con un margen lo suficiente estrecho, es fácil hacer que cualquier compañía se vea como un monopolio. Pero vamos a reconocer que Internet crea una gran ganador que se lleva la mayor parte del mercado, si es que no se lleva todo, en la mayoría de las situaciones. (Una empresa puede efectivamente tener el poder de monopolio sin técnicamente poseer el 100 por ciento del mercado). La gran pregunta es: ¿Qué tan duradero son monopolios de información en Internet?

El mismo factor que da lugar a estos monopolios tan rápido puede llegar a ser su perdición: la falta de fricción. Los costes de cambiar son casi inexistentes para la mayoría de productos en Internet. Cada producto o servicio en competencia esta literalmente, a sólo un clic de distancia.

Si hay una cosa que nos encierra, somos nosotros mismos. Se trata de los efectos de red en juego a través de Internet que ayudan a construir estos monopolios naturales más rápido de lo que de otra forma sería posible. Wu señala deliberada de esto:

Fuimos nosotros, colectivamente, que hicimos a Google y Facebook dominantes. Los sitios más grandes eran más rápidos, mejores y más fáciles de usar que sus competidores, y los beneficios sólo crecian a medida que más usuarios se unian. Pero todas esas decisiones individuales racionales para iniciar sesión en los mismos lugares fue lo que arrojó un resultado que nadie desea, en principio, un mundo con menos opciones.

Cada vez que seguimos al líder por razones aparentemente buenas, la consecuencia es una reducción de nuestras elecciones. Este es un principio importante de la economía de la información: La posición dominante en el mercado rara vez es tomada a la fuerza ya es entregada, y esta rendición no nace de una decisión deliberada sino de seguir la corriente.


Cuanta más gente utilice el buscador Google, este se convierte en algo mejor, a más gente esté en Facebook, más necesidad de estar en ella, a más gente vaya a vender en eBay, este atrae a más compradores, y así sucesivamente.

Ciertamente, los monopolios de información existen y pueden persistir. Miremos el eterno control de Microsoft en los sistemas operativos de escritorio. Sin embargo, la vida media de la dominación del mercado parece estar disminuyendo. AT&T gobernó durante 70 años, Microsoft gobernó por unos 25, hasta ahora Google ha gobernado durante 10. Facebook será la siguiente en reinar, y así sucesivamente, pero ¿por cuánto tiempo?

El monopolio es un muy mala y malévola palabra, pero no todos los monopolios son malos. Una de las razones principales por la que los monopolios fueron regulados en primer lugar fue debido a su poder de fijación de precios, pero los monopolios de la información actual proporcionan muchos de sus servicios de forma gratuita. Es difícil argumentar perjuicio a los consumidores cuando los consumidores o bien no están pagando mucho o están pagando muy poco. (Amazonas, por ejemplo, mantiene su posición dominante en el comercio electrónico a través de precios bajos). Muchos de los monopolios de la información actual están más interesados en la recopilación de los datos que en tomar nuestro dinero.

El argumento más fuerte es que los monopolios de la información desalientan la competencia, y que en última instancia, limitan la elección y la innovación. Miremos las búsquedas. Habría que estar loco (o Blekko) para lanzar una nueva empresa de búsqueda hoy en día y tratar de ir en contra de Google.

Pero eso nos lleva de nuevo a la cuestión de la durabilidad. Si el poder de Google es transitorio, ya que perdió el barco de las redes sociales, entonces ¿realmente importa si tiene el poder cuasi-monopolico en las búsquedas? Si bien es una buena idea permanecer vigilantes contra el aumento de los monopolios de la información, Internet seguirá moviéndose más rápido que las leyes o los reglamentos puedan mantener el ritmo.

Actualización: Le pregunté a Tim Wu qué tan duraderables el considera que estos monopolios de la información serán, y él está de acuerdo, "Esa es la gran pregunta. Lamentablemente mis párrafos sobre esta cuestión se eliminaron del artículo "Aquí están los puntos, que el Wall Street Journal no quería que Ud. leeyera:

¿Son los monopolios de hoy en día en Internet realmente comparable con los monopolios de información de otras eras, como AT&T, los estudios de Hollywood, y la NBC? Informado por el apóstol de la destrucción creativa de Joseph Schumpeter, algunos coinciden en que los monopolios de Internet son inevitables, pero insisten también en que también son inherentemente vulnerables y efímeros. Sólo espere y los monopolios de hoy en día se reformarán o serán destruidos por las fuerzas perturbadoras del mercado. Bing pudo haber tenido un comienzo lento, pero todavía este puede sobrepasas a Google, y si no, tal vez el surgimiento de aplicaciones móviles hará que los motores de búsqueda sean irrelevantes por completo. La teoría se basa, en parte, de una verdad inescapeable: todas las cosas cambian.

Es posible que estemos viviendo en un mercado libre de un tipo muy diferente a la prevista por Adam Smith. Él creía que un mercado libre significaría muchas empresas que compiten para vender sus productos al precio más bajo. Es una visión de los sucesivos imperios industriales por mantenerse en el poder sólo mientras disfrutan de mandato del Cielo. Y, de hecho si, por ejemplo, el dominio de Facebook a través de cualquier red social se limitara de alguna manera, digamos a 10 años, o mejor aún al momento que la empresa pierda su superioridad técnica, la idea misma de monopolio podría parecer bastante sana.

Exactamente.

Leave a reply

required

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <pre user="" computer="" escaped="">