En 1975 una empresa llamada MITS (Micro Instrumentation and Telemetry Systems), con sede en Albuquerque (Nuevo México), presentó al mercado un kit para armar una computadora personal llamado Altair 8800, ya que estaba basado en el microprocesador de 8 bits Intel 8080A. En los meses siguientes aparecieron otros kits como el MOS KIM-I que estaba basado en un procesador MOS Technology 6502.

Estos kits que ofrecian a los aficionados la posibilidad de tener una computadora en casa, no eran para nada algo sencillo de usar, se necesitaba experiencia soldando, un conocimiento básico de electrónica y sobre todo aprender el criptico lenguaje del microprocesador usado por la microcomputadora. Muchos compraron los kits pero frustrados por no poder tener la prometida computadora funcionando o lo almacenaron en el sótano o le pagaron a alguien para que lo armara y fue así como surgió un mercado, un gran mercado que demandaba no kits para armar, sino computadoras para casa completamente ensambladas y listas para usar; eso dio origen a lo que ahora es llamado la era de las microcomputadoras que tuvo entre sus protagonistas a clásicos como el Commodore64, el Apple II o el Radio Shack TRS-80 Color Computer. Esta generación de computadoras de casa que servian lo mismo para jugar con ellas como para resolver problemas de ingeniería (claro si sabías programar) crearon un "gran mercado", de unos cuantos millones de usuarios, claro que comparado con el tamaño de la población del planeta era sólo una minoría de privilegiados que podían destinar entre dos a cuatro onzas de oro (entre $2500 a $5000 actuales) a comprar una de estas maravillas tecnológicas que poseían procesadores de 8 bits corriendo a frecuencias menores a 2 MHz y la increíblemente mínima cantidad de memoria para nuestros días de 4 KB a 16KB.

Cuando IBM vio que había un gran mercado de usuario para microcomputadoras decidió crear la suya propia el IBM PC, que terminó convirtiendose en el estándar de la industria y le cambio el nombre incluso, ya que se pasó de llamarlas "microcomputadoras" a llamarlas "Computadoras Personales" debido justamente a que el microcomputador de IBM se llamaba "Personal Computer".

Pero este post no es sobre historia pasada, sino sobre lo que nos depara el futuro. En particular el futuro para las computadoras personales en todas sus formas desktops, laptops o netbooks; también independientemente de si estamos hablando de computadoras personales que corren Windows, Linux o Mac OSX. El día de hoy he visto un interesante artículo en Newsweek, llamado "Descanza en paz, Macintosh" y habla sobre lo que no dijo Steve Jobs en el último WWDC, es decir que la Mac y su OSX ha dejado de ser prioridad para la empresa de la manzana.

La razón de que la Mac, al igual de que un PC con Windows 7 o Linux, sean menos relevante hoy en día de lo que eran apenas hace un par de años es la llegada de los smartphone con capacidades de accesar Internet, si contaramos los smartphones como computadoras personales, sorprendentemente Windows en todas sus versiones sólo representaría el 50% de todos los equipos. Y es que la gran mayoría de usuarios prefieren usar sus smartphone para actualizar sus perfiles en Facebook, twittear o subir algún video a Youtube.

Las redes sociales han cambiado Internet es cierto, pero los smartphones han servido quizá como el catalizador que ha permitido que las redes sociales lleguen a donde no habrían llegado, hay muchos usuarios de redes sociales que no poseen un computadora pero si un smartphone.

¿ Esto quiere decir que desapareceran las computadoras personales?, no aún las necesitaremos en las oficinas o los data centers, pero en casa sederan su lugar a smartphones y tablets. Después de todo el costo de mantenimiento de una computadora personal es relativamente alto incluso con los bajos costos de hoy día si lo comparamos con un smartphone.

Esto es una mala noticia para Microsoft que estratégicamente tiene una posición muy débil en el reino de los smartphones, donde RIM, Apple y Google dominan la escena en nuestros días. Pero esto también es una mala noticia para fabricantes de PCs como Dell, HP, Acer o Asus, que por ello están abandonando el énfasis que hicieron el año pasado en las netbooks para enfocar sus esfuerzos en tables y smartphones. Eso explica el por qué HP decidió comprar a Palm, una empresa que estaba tecnicamente quebrada pero era la poseedora de Palm OS. Si a estos hechos le añadimos el que Objective-C en este mes de junio ha entrado al TOP 10 del ranking TIOBE de lenguajes de programación, queda confirmado un cambio de la tendencia del mercado.

Lo que queda claro es que las computadoras personales han llegado a un pico de uso y de ahora en adelante ya no aumentaran su base de usuarios como lo habían venido haciendo últimamente, por otro lado el número de smartphones y tables vendidos continuará a los afiebrados ritmos actuales y es alli donde el movimiento estará en los próximos años. Lo que aún no está claro para mi es que sistema operativo será el dominante en este tipo de dispositivos iOS (Apple) o Android (Google).

One thought on “¿Es el fin de la era de la Computadora Personal?

  1. Yo no lo creo. Bill Gates tuvo un sueño. Una computadora personal con el poder de una mainframe. El sueño se hizo realidad y nacio la PC. El sueño se transformo en Laptop. El sueño se transformo en netbook. El sueño se transformara en Pocket PC.
    Pero a pesar de la simpleza siempre querremos poder. Siempre necesitaremos un maquina potente. Algun dia un smartphone tendra el mismo poder de una PC, pero entonces no usaran los limitados SO que existen ahora.
    No la computacion como la conocemos no ha muerto.

    Reply

Leave a reply

required

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <pre user="" computer="" escaped="">