Aquellos que han seguido este blog por un tiempo se habran dado cuenta de mi pesimisto sobre el futuro de la sociedad occidental, no porque ésta tanga profundas desigualdades sociales o porque sus políticos sean corruptos, eso pasa en toda sociedad, incluídas aquellas basadas en la utopía socialista. La razón de mi pesimismo es que estamos dando la espalda a las ciencias básicas como la física o las matemáticas, y llegamos a extremos tales que justificamos la desidia en su aprendizaje arguyendo que no sirven para nada, que no producen un beneficio económico real. Incluso la sociedad ha etiquetado a aquellas personas interesadas en la ciencia como " nerds" o "geeks", y definiendolos como personas incapaces de interacción social alguna y dotes de liderazgo, saltando con garrocha la historia reciente, que tiene a los grandes investigadores científicos como líderes sociales y grandes impulsores del tremendo desarrollo económico de las sociedades occidentales.

La introducción anterior es para que puedan entender por qué para mi, el hecho de que Bell Labs cierre su laboratorio de investigaciones en física es el equivalente a un suicidio social. Me entere de la noticia a través de la revista Wired ayer (28 de agosto), pero debido a que he estado muy ocupado no había podido escribir sobre lo ocurrido. La razón del cierre del laboratorio, logicamente viene de la mano de los "grandes genios", los estrategas financieros (la gran mayoría con formación "humanista") que opinan que es más rentable para la compañía, enfocar sus esfuerzos en investigaciones relacionadas a tecnologías como networking, electrónica de alta velocidad, tecnología inalambrica, nanotecnología y software. Lo anterior quiere decir en pocas palabras que sólo les interesa producir objetos más baratos con las actuales tecnologías y no desarrollar nuevas tecnologías que podrían cambiar nuestra sociedad.

Es importante recordar que el "laboratiorio" como parte de la actividad de una empresa fue introducido por Tomas Edison, hace más de un siglo, y todas las grandes empresas desde entonces han copiado su idea y desarrollado los famosos departamentos de I&D (Investigación y Desarrollo). Aunque en las últimas décadas se han convertido en simples anexos del departamento de marketing, en pocas palabras los investigadores son los pringaos de los marketeros, y después todo el mundo se pregunta el por qué la sociedad no avanza.

Las instalaciones de los laboratios Bell de New Jersey que ya han sido cerrados y seran convertidos en edificios residenciales y centros comerciales (algo mucho más rentable que la aburrida ciencia en éstos tiempos), fue el lugar donde se creo el transistor, que generó la gran revolución de la ahora autodenominada "sociedad de la información". Alli se probo la naturaleza ondulatoria de la materia, y dicho laboratorio exhibe dentro de los logros alcanzados por sus investigadores 6 premios Nobel. Pero eso a quién le importa, si lo que se quiere es producir gadgets más baratos, para venderlos con una utilidad astronómica, un ejemplo claro son los populares iPod que le cuestan producirlos a Apple aproximadamente $ 150 cada uno y los vende a más de $ 300, ese es el modelo de investigación que las empresas ahora desean.

Para que investigar sobre fusión fría o la composición de la materia, si haciendo lobby se puede conseguir que hasta agencias gubernamentales te den un logo de "Energy Efficient", y conviertes a tu empresa en una empresa ecológica. Para que hacer las cosas de verdad, si toda la economía mundial es una gran ficción, bienvenidos al final de una era, me pregunto qué seguirá ¿sacrificios humanos?.

Leave a reply

required

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <pre user="" computer="" escaped="">